La parada técnica de Ence: 6,5 millones y trabajo para 65 empresas

stop

La pastera frena la producción esta semana para realizar tareas de mantenimiento y mejora de las instalaciones de Lourizán

Planta de Ence en Pontevedra vista desde Lourido

en Vigo, 15 de marzo de 2015 (12:42 CET)

Como cada año, Ence se prepara para realizar su parada técnica en Lourizán, una semana en la que cesa totalmente la actividad de la fábrica para acometer tareas de mantenimiento y mejora de las instalaciones. Arranca este lunes, y la compañía destinará 6,5 millones a poner guapa la polémica planta, que todavía no sabe si podrá continuar en la ría pontevedresa más allá de 2018, fecha en la que vence su concesión.

La cuantía destinada a la mejora de las instalaciones es similar a la del año pasado, cuando invirtió 7,5 millones. Hay que recordar que la incertidumbre sobre la continuidad de la fábrica de Lourizán mantiene a Ence con el freno de mano puesto a la hora de invertir en la planta gallega. El otro centro de producción de celulosa de la compañía está en Navia y allí destinó 11,5 millones a su parada técnica en 2014.

Mejora ambiental y reducción de costes

El 40% del presupuesto en Pontevedra, algo más de 2,5 millones, se gastará en la mejora ambiental de las instalaciones. La pastera tiene una hoja de ruta para lograr el objetivo de cero olores e invierte en tecnología y equipo todos los años. Las mejoras en eficiencia y reducción de costes se llevan otros dos millones de la cuantía total.

Los trabajos serán realizados por profesionales vinculados a 65 empresas y está previsto que finalizan el lunes 23 de marzo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad