La oposición critica que las autopistas gallegas tributen en Madrid, mientras el PP lo minimiza

stop

PSOE y BNG sostienen que "no es de recibo que Audasa, con domicilio social en A Coruña, pague impuestos fuera"

Tramo de la AP-9 en su acceso a Vigo / EFE

20 de febrero de 2013 (21:50 CET)

El PP y los grupos de la oposición valoran de forma distinta el hecho de que las autopistas gallegas paguen sus impuestos en Madrid. Fuentes del grupo parlamentario popular sostienen que es “absolutamente normal”, y se centran en el hecho de que “todas las empresas tributan el Impuesto de Sociedades” en la capital española revertiendo una parte en las autonomías de origen. Sin embargo, la lectura que hace la oposición es bien distinta.

Tanto socialistas como nacionalistas consideran que “no se debería permitir” que una empresa con domicilio social en A Coruña, como Autopistas del Atlántico (Audasa) no deje “ni un solo euro en una comunidad a la que grava con sus peajes”.

Audasa y Autoestradas de Galicia

Economía Digital adelantó este miércoles que tanto Audasa como Autoestradas de Galicia, controladas en un 100% por Itínere, cumplen con sus obligaciones tributarias en Madrid, donde el grupo tiene, a todos sus efectos, su sede fiscal, aunque el domicilio social está en Bilbao. En 2009, Itínere decidió acogerse a un régimen de consolidación fiscal para sus filiales y participadas que las lleva a tributar, por ejemplo en el Impuesto de Sociedades, de forma conjunta como único grupo.

Así, a pesar de que Audasa y Autoestradas (que gestiona la AG-55 entre A Coruña y Carballo y la AG-57 entre Puxeiros y Baiona) son dos de los pilares que sostienen la cuenta de resultados de todo el grupo, el retorno fiscal de su actividad está en Madrid, fruto del régimen de consolidación tributaria que adoptó la compañía.

Es habitual que algunas empresas, con centros fabriles en la comunidad, paguen impuestos donde tienen su domicilio social, que puede estar fuera de la misma. Sin embargo, la particularidad en este caso es que Audasa cuenta con su domicilio social en A Coruña, aunque a efectos fiscales su grupo ha elegido Madrid para tributar.

Peajes

Si bien, el PP entiende que la situación entra dentro de la “normalidad” empresarial, los grupos parlamentarios de PSOE y el BNG lo ven como un ejemplo más “del escaso peso de Galicia”. “Nos venden que nos hacen un favor cuando, en realidad, no se está quedando ni un euro aquí”, asegura el portavoz de Economía del PSOE, Juan Carlos González Santín.

“Audasa atraviesa Galicia, salpicando toda su vía de comunicación con peajes y, aún así, no hay una reversión fiscal en la comunidad. Y aún, menos mal, que decidió tributar en Madrid, y no en Bilbao, donde tiene su domicilio social Itínere que, si no, ni siquiera nos quedaría nada del Impuesto de Sociedades”, añade el socialista, aludiendo a su autonomía fiscal.

Seguir el modelo vasco

La diputada del BNG Ana Pontón asegura que la situación de las autopistas gallegas deja entrever “una cuestión de fondo”. “Nuestra falta de autonomía en el ámbito financiero permite actuaciones como esta. Esto se solucionaría con propuestas de modificación fiscal similares a las del modelo que tiene Euskadi”, opina la diputada. “La situación de Audasa y Autoestradas de Galicia es escandalosa, pero no es ni mucho menos única”, apunta.

“Y estas son las empresas a las que el PP renovó concesiones hasta 2048”, coinciden socialistas y nacionalistas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad