La nueva Iberia ultima su oferta por la portuguesa TAP

stop

MÁS ADQUISICIONES

Uno de los Airbus de medio radio de TAP

04 de noviembre de 2011 (20:01 CET)

International Airlines Group (IAG) no sacia su hambre de adquisiciones y ha fijado el punto de mira en la aerolínea de bandera lusa TAP, que Portugal debe privatizar en los próximos meses dentro del plan de austeridad impuesto por la comunidad internacional a cambio del rescate del país. IAG ganó de enero a septiembre 365 millones de euros frente a las pérdidas de 50 millones de un año atrás.

Ya no ha lugar al doble lenguaje ni a mensajes ambiguos: el propio consejero delegado de IAG, Willie Walsh, ha tomado cartas en el asunto y está preparando el terreno para que todo sea favorable a los intereses del grupo hispano-británico una vez se abra el proceso de licitación de TAP.

El holding formado por Iberia y Bristish Airways (BA) ha tanteado ya al Ejecutivo luso y ultima su oferta final. Si se materializa según los términos avanzados, el consorcio internacional ganaría de calle al resto de pretendientes. Air France-KLM y Lufthansa habrían manifestado también su interés pero, de momento, van un paso por detrás.

Con los datos conocidos de la pre oferta de IAG, el Ministerio de Transporte portugués da por hecha la adjudicación a favor de la nueva Iberia a no ser que se produzcan sorpresas mayúsculas de última hora. Lisboa considera imbatibles las condiciones conocidas hasta ahora y se prepara para acelerar los trámites oficiales para vender TAP, según ha podido conocer Economía Digital. El calendario será comunicado a los postores en los próximos días.

Mensaje a los mercados

En paralelo, ya se empieza a preparar al mercado. Si hasta ahora IAG se ha mostrado cauta sobre su interés por TAP, Walsh cambió este viernes el mensaje y reconoció abiertamente sus intenciones. En una vídeoconferencia con periodistas internacionales para analizar los resultados de los tres primeros trimestres del año, el CEO del grupo no ocultó su intención de incorporar TAP al holding fundado por Iberia y BA.

En la misma conferencia, Walsh recordó que IAG necesita crecer y que el programa de adquisiciones sigue abierto a pesar de comprar a Lufthansa la británica BMI, operación hecha publica este viernes.

Ganar cuota de mercado

Ambas operaciones, la integración de BMI y la puja por TAP, persiguen cimentar la posición de IAG en mercados estratégicos para la unión de aerolíneas. A partir de enero, BA e Iberia controlarán el 53% de los slots de uno de los aeropuertos más transitados del mundo, el de Londres-Heathrow.

Con la absorción de TAP, la intención de IAG es dominar el mercado brasileño y las rutas atlánticas entre Europa y América Latina, un corredor también codiciado por Air France-KLM y Lufthansa. Actualmente ese país supone el 21% de las ventas de la aerolínea lusa. Las previsiones para 2012 son que su posición se incremente el 8%. Este es el único atractivo de una compañía que, por lo demás, el sector describe como ruinosa.

En paralelo a esta operación, IAG continúa estudiando cómo integrar a su socio preferente, American Airlines (AA) y en estructurar posibles compras en el área de Asia-Pacífico. Este será su próximo destino.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad