La normativa de transporte hace un roto al sector forestal

stop

Empresarios de la madera de toda España se unen para alertar de la pérdida de competitividad en Europa y pedir un cambio legislativo

La madera certificada aporta valor al monte y a las empresas

en A Coruña, 17 de marzo de 2015 (14:05 CET)

España es única. También en normativa de transporte. La legislación vigente establece para los vehículos de transporte de madera un máximo de 40 toneladas y 18,75 centímetros de longitud. Todo bien, según establece la norma europea. El problema es que España presenta el nivel más bajo de tonelaje de toda Europa al no acogerse, como el resto de países, a las excepciones que permite hacer la legislación comunitaria.

De esta manera, el límite de 40 toneladas se eleva en Portugal a 60 y en Francia a 57. Si un camionero recoge 60 toneladas en Portugal, para traerlas a Galicia tendrá que dejar 20 en la frontera si no quiere vulnerar la ley. El límite español es de los más bajos en Europa, inferior a Alemania, Italia, Dinamarca, Finlandia o Suecia entre otros países. Es especialmente preocupante en el caso de los estados limítrofes, ya que perjudica el transporte de madera, por ejemplo, entre Galicia y Portgual; y es un varapola para la competitividad del sector si se compara con la normativa en las grandes potencias europeas, como Noruega o Finlandia, donde el máximo de peso está en 60 toneladas.


¿Cómo competir con Francia y Portugal?

Esta situación ha llevado a numerosas asociaciones de empresarios de la madera a plantarse ante el Gobierno con una propuesta para modificar la ley bajo el brazo. Entre ellos estaba Confemadera, la patronal gallega, pero también la asturiana, cántabra, navarra, vasca, catalana... a quienes se sumó la industria del tablero, a través de Anfta y la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa.

"La principal y más reseñable consecuencia del aumento del tonelaje permitido en el transporte forestal es el aumento de competitividad", razonan los firmantes. "Los costes de transporte actuales hacen inviable muchas veces los aprovechamientos en algunas zonas, y no permiten además competir en los países vecinos (principalmente Francia y Portugal). Si realizamos un análisis de costes del transporte en las condiciones actuales, y los comparamos con los supuestos de un aumento en el tonelaje hasta 48 o 57 toneladas según el tipo de vehículo, podemos concluir que la reducción de costes es de media de un 20% para 48 toneladas y 30% para 57 toneladas", advierten.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad