Manifestación contra el proyecto minero de Touro

La minera de Touro denuncia sabotajes a sus sondeos

stop

Atalaya Mining, que promueve la mina de cobre de Touro, denuncia daños en la maquinaria que se utiliza para realizar los sondeos

en A Coruña, 06 de junio de 2018 (18:27 CET)

Cobre de San Rafael, la empresa instrumental de Atalaya Mining con la que pretende explotar el yacimiento de cobre de Touro, denuncia sabotajes en los sondeos que realiza en el municipio. En un comunicado, la minera alerta de que la empresa contratada para la realización de los sondeos presentó una denuncia el pasado 18 de abril.

Según indica el documento, uno o varios individuos sabotearon una máquina perforadora y el grupo electrógeno que le daba servicio, provocando que dejasen de funcionar. Los hechos, según la denuncia, se produjeron en la noche de los días 12 y 19 de abril y a las 16 hors del 17 de abril. La minera indica que los daños superan los 10.000 euros.

Daños de más de 10.000 euros

Así consta en la denuncia, en la que se indica que el sabotaje provocó que se “tuvieran que desechar más de 2.000 libros de gasoil”, suponiendo un coste de alrededor de 1.500 euros, e instalar “nuevos recambios en la maquinaria por valor de hasta 9.000 euros”.

La empresa incide en que lleva realizando labores de investigación minera mediante sondeos más de dos años, casi en su totalidad dentro de fincas de propiedad particular. Los propietarios de estas hasta el momento siempre han permitido el acceso de la maquinaria y la realización de los trabajos sin poner ningún tipo de condición y en un clima de entendimiento amistoso

Las labores de sondeo, indica la minera, “están convenientemente autorizadas y no tienen ninguna afección ambiental ya que se realizan siguiendo las mejores prácticas y las leyes vigentes, que incluyen  el cementado y sellado del sondeo realizado, restituyendo el terreno a su estado natural”.

Crece la tensión ante la manifestación del domingo

Atalaya Mining ha vinculado los actos con la campaña contra la explotación minera, que ha congregado a un grupo muy numeroso de personas. Han mostrado su rechazo al proyecto un gran número de colectivos, además de partidos como En Marea o BNG. También una veintena de concellos se pronunció contra la reapertura de la explotación.

La minera, en cambio, alega que está sufriendo “una campaña de acoso generalizada por parte de determinados grupos e individuos que en absoluto son representativos del sentir mayoritario de la comarca y que a falta de argumentos serios adquieren este tipo de comportamientos radicales”. 

Precisamente, ante la movilización convocada por los detractores del proyecto para el próximo 10 de junio en Santiago, Atalaya Mining difundió una contracampaña en la que, a través de un vídeo, defiende que la “mayoría silenciosa” está a favor de la reapertura de la explotación.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad