La mina de oro divide a los vecinos de Corcoesto

stop

Una nueva asociación defenderá la explotación porque “mejorará la situación económica” de la zona

Plano de la mina de Corcoesto

02 de febrero de 2013 (22:39 CET)

El proyecto de la empresa Edgewater Exploration para extraer oro de las entrañas de Corcoesto ha encontrado respaldo entre algunos de los vecinos de la comarca, que se han agrupado en la asociación Corcoesto Sí, Mina Sí para defender la explotación. Los argumentos de la asociación son similares a los defendidos por la Xunta. Consideran que la mina “mejorará la situación económica” de la zona y creará puestos de empleo.

El grupo de apoyo a la explotación, que asegura haber reunido 2000 firmas para respaldar el proyecto en una semana, nace en el mismo espacio que la Plataforma pola Defensa de Corcoesto, pero con intenciones contrarias. Esta última, también formada por vecinos, lleva denunciando desde hace meses el perjudicial impacto ambiental de la mina en Corcoesto y ha puesto en duda las valoraciones de la empresa extractiva, en cuanto a la viabilidad de la explotación y los beneficios económicos que obtendrá Galicia.

Argumentos parecidos, objetivos irreconciliables


Curiosamente, gran parte de las tesis que defiende Corcoesto Sí, Mina Sí son similares a las de la plataforma contraria a la explotación. En un comunicado, aseguran que el proyecto “en ningún momento presenta aspectos que puedan dañar el medio ambiente contando con un amplio estudio para la recuperación de la zona una vez terminada la explotación y sin poder causar daño alguno a cualquiera de los habitantes de la zona”.

También indican que su función será “facilitar el acceso y la información” sobre el proyecto a quien tengan interés, así como, “promover el desarrollo sostenible y la explotación racional de los recursos naturales disponibles en la parroquia permitiendo, como hasta ahora, la actividad agrícola, ganadera y forestal”.

La otra cara de la moneda

Las mismas funciones, pero en sentido contrario, son las que está realizando la Plataforma pola Defensa de Corcoesto. Según informan en la asociación, su función es también ofrecer información sobre el proyecto a los vecinos interesados, pero sus informes contradicen punto por punto las afirmaciones de Edgewater y la nueva asociación.

Entre sus apoyos, está el Sindicato Labrego Galego, que advirtió que la apertura de la mina pondrá en peligro más de 1.000 de explotaciones agroganaderas. También las fuerzas políticas de la oposición, BNG y AGE, han criticado el impacto ambiental del proyecto, que prevé utilizar cianuro en el proceso de extracción del oro.

El drama del desempleo


En la Plataforma pola Defensa de Corcoesto han recibido el nacimiento de su ‘némesis’ con tranquilidad. “Entendemos perfectamente que hay un problema de desempleo absoluto en la zona que lleva a la desesperación económica y sabemos que hay muchos vecinos partidarios de la mina. Lo que queremos es ofrecer información sobre el impacto que tendrá, para saber lo que está pasando y qué podemos perder en el camino”, aseguró Braulio Amaro, miembro de la asociación.

En este sentido, ha insistido en que llevan desde noviembre apelando a la empresa para contrastar argumentos sobre los beneficios y los prejuicios de la extracción, sin obtener respuesta.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad