La mina de Corcoesto da beneficios antes de abrir

stop

Mineira de Corcoesto SL cerró unos resultados de más de 700.000 euros, además de recibir subvenciones estatales para el análisis de yacimientos

Plano de la mina de Corcoesto

29 de mayo de 2013 (23:55 CET)

El polémico proyecto de la mina de Corcoesto es un negocio bien engrasado. Sin estar abierta todavía ya genera beneficios, según la cuenta de resultados de Mineira de Corcoesto SL correspondiente al ejercicio de 2011. Ese año, el grupo obtuvo unos beneficios de 718.956 euros, que contrastan con los números rojos registrados en 2010, cuando cerró con 1.127.463 euros en negativo.

Los resultados positivos del grupo, propiedad de la canadiense Edgewater Exploration se deben, no obstante, a un efecto contable.

Provisiones

La sociedad Mineira de Corcoesto, antes denominada Río Narcea Gold Mines ya explotó otros yacimientos en el norte de España, como las minas de El Valle y de Carlés, en Asturias. A finales de 2010, tuvo que acometer la restauración de la primera, por lo que la empresa provisionó 1.340.180 euros. No obstante, la estimación se redujo tras un estudio realizado por Ibérica de Minerales y Recursos Energéticos, que estima que los gastos de restauración de la citada mina serán de 580.632 euros.

Según reconoce en su memoria anual Mineira de Corcoesto, “esta es la causa principal de que la empresa haya logrado un resultado contable positivo de 718.956 euros”.

Ayudas públicas


Desde que Edgewater se hizo con el 100% de las acciones de esta sociedad, el principal objetivo de esta pasó a ser la evaluación del yacimiento de oro de la comarca de Bergantiños.

Pero, más allá del hecho de que la mina de Corcoesto ya genere beneficios antes de estar puesta en marcha, lo cierto es que el grupo promotor del proyecto también ha recibido cuantiosas ayudas para la exploración de los terrenos. Los préstamos comenzaron ya hace más de una década.

Subvenciones reintegrables

La empresa destaca en su última memoria que “en noviembre de 2002 y julio de 2003”, la Dirección General de Política Energética y Minas, por entonces dependiente del Ministerio de Economía, concedió préstamos transformables en subvenciones al grupo por importe de 315.185 euros y 400.000 euros respectivamente. “Adicionalmente, en diciembre de 2004, ese mismo organismo concedió dos nuevas subvenciones reintegrables por importe de 200.000 euros y 33.171 euros respectivamente”, indica el grupo minero.

Las subvenciones estaban relacionadas con la definición de reservas profundas y la exploración de yacimientos y tenían que ser reintegradas en caso de “éxito de los proyectos subvencionados”.

Más de 338.000 euros a reembolsar

En 2011, Mineira de Corcoesto acordó reintegrar las ayudas concedidas para la investigación y el estudio de la viabilidad del yacimiento de oro gallego. La cantidad a reembolsar asciende a 338.355 euros.

No obstante, estas partidas no serían las únicas que habría conseguido el grupo, propiedad de Edgewater. Recientemente la plataforma Salvemos Cabana informó de que el proyecto de Corcoesto acumula en dos años, 350.000 euros en subvenciones.

Manifestación en Compostela

De momento, con ayudas públicas o sin ellas, la mina de oro de Bergantiños sigue generando una importante alarma social. Este domingo, 2 de junio, Salvemos Galicia ha convocado una manifestación contra las concesiones mineras en la comunidad en la que se exigirá la paralización de estos proyectos.

La convocatoria, unitaria y sin logotipos, va sumando adhesiones, como la del sindicato CIG, el Sindicato Labrego Galego o UpyD.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad