La millonaria de 'Os Beles'

stop

Rosalía Mera instaba a construir desde abajo, haciendo sin pensarlo una analogía con su trayectoria vital

Rosalía Mera

16 de agosto de 2013 (04:13 CET)

Una ciudad pequeña, un barrio emblemático y la aspiración de llevar una vida más o menos normal sin mezclarse demasiado con la popularidad. La que le otorgó ser la mujer más rica de España, galardón del que Rosalía Mera no hizo bandera. Desde el barrio coruñés de Monte Alto, espacio para la clase obrera abrigado en la Torre de Hércules, la cofundadora de Inditex hizo de sus declaraciones, en sus contadas intervenciones en público, una reivindicación del trabajo. El dinero, una cuestión de paso. “Hay por historia y por coyuntura personas que pueden ser más relevantes. Creo que tienen la obligación de devolver, de aportar lo que cada uno pueda”, explicaba en una entrevista con motivo de la presentación de un proyecto vinculado al turismo rural.

En A Coruña iba al cine, a pasear y a la taberna de Os Beles, en el barrio de Monelos, un espacio para tomar algo, cantar y bailar, relata su socio en la productora Continental, Pancho Casal. En ese ir y venir, en los proyectos de la Fundación Paideia, se ganó la fama de millonaria cercana, que no olvida sus orígenes. Se consideraba de izquierdas porque “cuando se nace en las circunstancias en las que yo nací, no se puede ser otra cosa”, reconoció en una entrevista con Iñaki Gabilondo.

Frases


Y en sus frases, no tan bien medidas como desearía un asesor de comunicación, se desprendía buena parte de su carácter. Mostró su simpatía con los indignados del movimiento 15-M después de sumarse a la reivindicación tras la catástrofe del Prestige.

De la reforma de la ley del aborto dijo: “Que la dejen como está. Protege a las madres y a las mujeres en el derecho de poder decidir”.

“Habría que pedir responsabilidades a quien ha gestionado el dinero y los impuestos de todos. Lo que no se puede es ir a la parte más fácil y recortar por abajo”, espetó en relación a los recortes. Y se sorprendía del impacto que causaban sus palabras cuando las recogían los medios de comunicación.

Entre dos mundos


“La creatividad no está en lo convencional”, dijo en más de una ocasión. Paideia Galiza puede ser un buen ejemplo de ello, un proyecto para canalizar sus inversiones en el ámbito de la discapacidad --Marcos, su hijo, nació con una parálisis cerebral-- y para sacar adelante proyectos emprendedores. Rosalía definía la fundación como un lugar para generar empleo, “riqueza que se distribuye”, como lo definía Mera. ¿Para quién? Para los que son más creativos y para los que están desfavorecidos. No para protegerlos, sino para impulsarlos.

Hija de un empleado en Fenosa y de una madre ocupada en gestionar con esfuerzo una carnicería, la cofundadora de Inditex llevó en el ADN sus orígenes. “Tengo la convicción de que para crear tiene que haber vacíos y tiene que haber carencias. Desde la abundancia, ya ven ustedes lo que nos ha pasado”, decía en una entrevista la emprendedora coruñesa.

Rosalía Mera también explicaba que le gustaba ver las obras, que le fascinaban los oficios. Instaba a construir desde abajo, haciendo sin pensarlo una analogía con su trayectoria vital.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad