La mayoría de ganaderos retoman la entrega de leche

stop

Los sindicatos advierten que mantendrán las “espadas en alto” hasta que se firmen los acuerdos

Protesta de ganaderos en As Cancelas

29 de noviembre de 2012 (15:15 CET)

Tras dos reuniones con la consellería de Medio Rural y representantes de la industria láctea, la mayoría de los ganaderos gallegos ha retomado las entregas de leche, poniendo fin a una huelga de 48 horas que costó a las explotaciones unos dos millones de euros, el valor aproximado de las 6.000 toneladas de leche que se vertieron durante el paro.

Los sindicatos agrarios han recomendado a las granjas que desconvoquen la huelga durante los próximos diez días tras el acuerdo alcanzado en la noche del miércoles. El periodo establecido servirá a la Xunta para redactar un documento en el que se plasme el compromiso de la industria láctea de pagar a los ganaderos por encima de los costes de producción. A pesar de que confían en la palabra de la Administración, a la que emplazaron como garantía del cumplimiento de los acuerdos, los representantes sindicales advierten que retomarán las protestas en caso de que no se respecte lo pactado.

La mayoría de explotaciones ha dado por bueno el acuerdo, aún manteniendo los mismos recelos que sus representantes sindicales. De ahí la importancia de "mantener las espadas en alto" durante la suspensión temporal, ya que “el sector ha sido engañado muchas veces”, manifestó Francisco Bello, secretario xeral de Xóvenes Agricultores.

Leite Río vuelve a cargar contra la huelga


A pesar del principio de acuerdo alcanzado este miércoles, con la Xunta ejerciendo de mediadora, los distintos actores del sector persisten en la confrontación dialéctica. Si los sindicatos agrarios han insistido durante estos días en su escasa confianza en la industria láctea, que “nos ha engañado muchas veces” según aseguran, Leite Río ha vuelto este jueves a criticar la huelga.

El propietario de la empresa Jesús Lence, ha dicho que el paro solo ha servido "para que los sindicatos salgan en la tele", por las tres organizaciones agrarias convocantes --Unións Agrarias, Xóvenes Agricultores y Sindicato Labrego Galego--.

A su juicio, para corregir esta tendencia, "el productor de leche tiene que ser un pequeño empresario y comprar los piensos lo más barato que pueda o usar los menos piensos que pueda y tirar mucho más de los forrajes, preparar más pasto y vender la leche a quien más se la pague. El precio de la leche en el punto de venta no lo van a poner los ganaderos gallegos, ni los sindicatos, ni las cooperativas. El precio lo pone el mercado", ha sentenciado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad