Cajas de leche de 'Puleva', una de las marcas del grupo Lactalis. / EFE

La mayor láctea de Galicia paraliza el pago de 7 millones a Hacienda

La multinacional Lactalis, el mayor operador del sector en Galicia, logra suspender en la Audiencia Nacional el pago de más de 7 millones en impuestos

Lactalis mantiene el pulso con Hacienda. La multinacional francesa, el principal operador lácteo en Galicia, ha logrado que la Audiencia Nacional paralice el pago de 6,76 millones que le reclama la Agencia Tributaria por el Impuesto de Sociedades. La compañía, que distribuye marcas como Ram, Puleva, El Ventero o Président, lleva tiempo batallando por las liquidaciones de este tributo. Hacienda llegó a reclamarle más de 13 millones por las inspecciones correspondientes al Impuesto de Sociedades de los ejercicios de 2006 a 2012.  

Tras naufragar los recursos del grupo ante el Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC), Lactalis decidió abrir la vía del contencioso administrativo. La Audiencia Nacional no resuelve todavía las discrepancias entre el fisco y la empresa, pero sí que acepta suspender la ejecución de manera cautelar, es decir, paralizar el abono de las liquidaciones hasta que se pronuncie sobre el recurso de la multinacional.

El tribunal argumenta que "la ejecución de dicho acto -el pago del impuesto-- hace perder la finalidad del recurso, en cuanto que el mismo tiende a la declaración de nulidad de la liquidación impugnada".

Lactalis, obligada a presentar garantías

La Sala de lo Contencioso, en un auto fechado el pasado 10 de octubre, suspende la resolución del TEAC respecto a la liquidación del tributo correspondiente al ejercicio 2012, pero impone a Lactalis la condición de que “acredite mediante certificado expedido por el órgano de recaudación, la vigencia del aval aportado en vía económico administrativa, su suficiencia económica y adecuación a la vía jurisdiccional”. Dicho de otra forma, que aporte garantías sobre la cantidad reclamada, 6,76 millones más los intereses de demora, que elevan el importe más allá de los 7 millones de euros. 

Es una resolución casi idéntica a la que la misma Sala dictó el pasado julio sobre el pago de dos millones en impuestos, en aquel caso correspondientes a las liquidaciones del Impuesto de Sociedades de Lactalis del ejercicio 2011. El grupo, que tiene ocho fábricas en España –dos de ellas las gallegas de Nadela y Vilalba--, tiene dos meses para presentar las garantías requeridas por la Audiencia Nacional y suspender así el millonario pago de impuestos.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad