La marcha de Maerks deja al puerto de Vigo con los peores tráficos en 10 años

stop

La actividad portuaria da síntomas de debilidad, con caídas generalizadas en prácticamente todos los ámbitos, según un estudio de la UDC

Puerto de Vigo / EFE

en A Coruña, 16 de noviembre de 2016 (01:00 CET)

El 2016 no está siendo un buen año para el puerto de Vigo en lo que a tráficos se refiere. Un claro ejemplo es lo que está sucediendo los contenedores. La marcha de Maerks a Marín el pasado mes de mayo ha provocado que los datos de movimientos entre enero y septiembre sean los peores de los últimos diez ejercicios, con 142.321 Teus transportados, muy lejos de los 195.104 que se movían en 2008.

Como señala el análisis de los tráficos portuarios del puerto de Vigo realizado por el Instituto Universitario de Estudios Marítimos de la Universidade da Coruña (UDC), dirigido por el profesor Fernando González Laxe, en los últimos tres años el tráfico de contenedores registra un descenso continuado (2,59% en 2016; 3,53% en 2015 y 4,06% en 2014) que contrasta con los datos del puerto de Marín, donde prácticamente se han duplicado en el mismo período.

La recuperación no llega

El estudio, que compara la evolución en los nueve primeros meses de este año con los mismos períodos de los diez ejercicios anteriores, también llama la atención en sus conclusiones sobre la lenta recuperación del puerto vigués, donde los tráficos totales son todavía un 22,6% inferiores a los volúmenes que se manejaban en 2007 (equivalentes a 2.921.469 toneladas frente a las 3.775.997 toneladas de entonces); e, incluso un 3,66% más bajas que las del pasado ejercicio (3.032.566 toneladas).

No obstante, destaca que en los últimos ocho años la mercancía general –que representa más del 90% del total de descargas en el puerto– se presenta "muy estabilizada", en torno a los 2.500.000/3.000.000 toneladas. Pero, al igual que el resto de tráficos, todavía muy lejos de los valores de hace diez años.

Cruceros y pesca fresca

En lo que respecta a los cruceros, los datos tampoco son halagüeños. A pesar de contabilizar más barcos entre enero y septiembre que el año pasado (69 en 2016, por 66 en 2015), el número de pasajeros que llegaron a la terminal viguesa descendió en casi 31.000 cruceristas, hasta situarse en los 133.526 actuales. A pesar de ello mantiene el liderato en cuanto a pasajeros en Galicia, aunque el 2017 tampoco pinta bien. Con 64 escalas confirmadas, la caída de cruceristas prevista es del 17%.

Y si en cruceros no va bien la cosa, en pesca fresca tampoco es para echar cohetes. El informe de la UDC revela que el puerto vigués pierde una media de 1.400 toneladas al año en el período analizado. Este ejercicio, el descenso en los nueve primeros meses es de un 0,36%, hasta las 52.165 toneladas. Nada que ver con las 66.642 que se movieron en el mismo periodo de 2006.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad