La mala estrella de los productores textiles gallegos: los fundadores de Viriato liquidan su empresa

stop

TEXTIL

Captura de la página web de TMX

A Coruña, 16 de junio de 2015 (22:53 CET)

Atraviesa una situación complicada el textil gallego, con la excepción de grandes del sector como la todopoderosa Inditex, Textil Lonia o Bimba y Lola, que parece haberse recuperado de los achaques que sufrió en 2013. No obstante, la mayoría de los grupos del sector pertenecen a una liga mucho más complicada, donde, en los últimos tiempos, los concursos están a la orden del día.

Adolfo Domínguez es el mejor ejemplo. Arrastra años con números rojos a las espaldas y se ha visto obligado a poner en marcha un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a 105 trabajadores de los centros productivos de Ourense. También la histórica Viriato, controlada desde años por el grupo hispano argentino Ríos ha puesto en marcha un nuevo expediente laboral, después de que el anterior no fructificase al no llegar a acuerdo con los trabajadores.

La casualidad ha querido que esta misma semana se haya dado a conocer la liquidación de otra conocida empresa del sector: Textilmendo, propietario de la marca TMX, que va directamente a liquidación, dos meses después de entrar en concurso de acreedores.

Fundadores de Viriato

Textilmendo está dirigida por la familia Tomé, los fundadores iniciales de Viriato, la firma de moda con sede en Ordes (A Coruña), que también atraviesa momentos complicados. La compañía está especializada en género de punto y tricot, y además, también produce para terceros. Sus últimas cuentas públicas indican que en 2011 tenía una cifra de negocio de cuatro millones de euros y una plantilla de 30 personas.

Diversas fuentes del sector aluden, no obstante, a que la liquidación de Textilmendo tiene más que ver con problemas entre sus principales accionistas que a que la compañía no pudiese llegar a superar el concurso de acreedores.

Por su parte, este martes, Viriato da a conocer a los representantes de la plantilla los términos de este nuevo expediente de empleo. Los mismos que los anteriores: afectará a 48 empleados, pero, en esta ocasión, la empresa renuncia a abonar las indemnizaciones en 10 plazos, según explica el sindicato CIG.

Los apuros de Jealfer

También se encuentra en situación complicada Jealfer, la textil radicada en Boiro, que fue fundada en la década de los 50 por Jesús Alonso, el dueño de la conservera Jealsa.

Aunque en horas bajas, Jealfer es una de las grandes de la moda gallega. Dirigida por Puri Alonso, hija del fundador del imperio conservero Jealsa, desde hace años confecciona prendas para Lacoste España y para Pertegaz. No obstante, desde hace varios ejercicios arrastra pérdidas que la han colocado en una comprometida situación patrimonial.

Análisis del sector

Pero, ¿atraviesa una nueva tormenta el textil gallego, a la vista de los datos? Alberto Rocha, el secretario general de Cointega, el Clúster Gallego del Textil, sostiene que no hay una nueva recaída. "Las empresas que han presentado problemas en estos tiempos, en realidad ya llevaban tiempos arrastrándolos, como es el caso de Adolfo Domínguez, o de Viriato, por lo que no podemos decir que estemos ante una nueva recaída", sostiene. "Excepto cuando hablamos de las grandes, como Inditex, o Lonia, la realidad es que en los últimos años la facturación del textil gallego llegó a caer más de un 20%, se ha atravesado una etapa muy complicada y la recuperación aún tarda", explica.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad