La licitación de obra pública de la Xunta cae a mínimos históricos

stop

El bajón con respecto al año pasado de la Administración gallega es de un 85%. La construcción salvó el inicio del año por las obras del AVE, licitadas por Fomento, y las de Punta Langosteira, por el Puerto coruñés

Núñez Feijóo con la ministra de Fomento, Ana Pastor

09 de junio de 2012 (00:17 CET)

La licitación de la obra publica de la Xunta de Galicia ha caído a mínimos históricos este primer trimestre del año, según los datos que maneja la Federación Gallega de la Construcción. De hecho, en este inicio de año, el Estado fue, de largo, la Administración que más invirtió en obra pública en Galicia, licitando obras por valor de más de 1.000 millones de euros, con un aumento interanual de un 700% con respecto a 2011, cuando la licitación ascendió a poco más de 119 millones.

La mayoría de estas licitaciones estatales tienen su origen en las obras de construcción del AVE gallego, impulsadas por el Ministerio de Fomento, de la pontevedresa Ana Pastor.

Ayuntamientos

Pero, atendiendo a las cifras, la caída de la Xunta es espectacular. De licitar obras por valor de 190 millones de euros, ha pasado a apenas superar los 28 millones de euros. La caída porcentual es de un 85%. De hecho, comparativamente, los concellos gallegos, a pesar de sus necesidades económicas, han licitado más que la Xunta, aunque su caída también es considerable: De 53 millones, han pasado a 19.

Los constructores gallegos están muy contrariados por la caída licitadora de la Xunta y advierte de que el esfuerzo inversor de la Administración gallega sólo representa un 2,55% del total licitado en los tres primeros meses del año.

Infraestructuras, la consellería con más caída

Las caídas más destacadas en cuando a organismos autonómicas se ven de un plumazo. La consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras ha pasado de encargar obra pública por un valor de 115 millones de euros a poco más de un millón. La caída es del 99%. Le sigue el Consorcio Galego de Igualdade e Benestar, en sus horas más bajas, así como el Instituto Galego de Vivenda e Solo y la Sociedad Pública de Investimentos de Galicia (SPI Galicia).

Las únicas dos consellerías que han aumentado sus licitaciones este 2012 han sido las de Traballo y Sanidade.

AVE y Langosteira


En el extremo opuesta al derrumbe de la Xunta está el Estado. La licitación de obra pública se ha salvado gracias al Ministerio de Fomento --por las obras del AVE y del corredor Atlántico-- así como el Ministerio de Defensa y la Autoridade Portuaria de A Coruña --debido a la fuerte inversión que se espera hacer en las obras del puerto exterior de Punta Langosteira--.

A pesar de las pocas ofertas de la Xunta para la construcción, o quizás debido a ellas, el Gobierno autonómico sigue presumiendo de cuentas saneadas. El viernes, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguró que Galicia, junto con País Vasco y Navarra serán las únicas comunidades que no se acogerán al plan de pago a proveedores para las autonomías.

El Gobierno sostiene que la Administración gallega “está al corriente de pago de todas sus facturas” que liquida en un período muy corto. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad