La justicia toca la cara al presidente de Coca-Cola con el ERE de la embotelladora

stop

La Audiencia nacional declara nulo el expediente y obliga a la compañía a incorporar de nuevo a los 1.190 trabajadores afectados

El perfil de Twitter del presidente de Coca-Cola, Marcos de Quinto

13 de junio de 2014 (13:11 CET)

Por la boca muere el pez y también el presidente de Coca-Cola. El último vuelco que ha dado el conflicto laboral de la embotelladora pone en evidencia a Marcos de Quinto, que hace unos días aún sacaba pecho de la forma de proceder de la embotelladora española en el expediente laboral que ha afectado a 1.190 trabajadores. Legalmente, Coca-Cola Iberian Partners ha sido asesorada por el bufete Sagardoy Abogados.

La Audiencia Nacional toca la cara al directivo tras declarar nulo el ERE. Además obliga a la compañía a reincorporar a los empleados despedidos. ¿Qué dice ahora Marcos de Quinto? De momento, al igual que la embotelladora, opta por el silencio. A pesar, eso sí, de su propensión habitual a utilizar las redes sociales como un medio para impartir doctrina sobre sus tesis y posiciones políticas y empresariales. Tanto la compañía, como los sindicatos, estudian ahora con detalle la sentencia para establecer qué postura tomar tras el giro que han supuesto los últimos acontecimientos.

Pique entre el directivo y los trabajadores


Durante el conflictivo y duro proceso de reestructuración de la embotelladora --con 1.190 afectados finales y el cierre de cuatro plantas--, el presidente de la multinacional en España ha realizado varios pronunciamientos polémicos que han encendido Twitter. En su última intervención se enzarzaba con algunos trabajadores de la embotelladora y criticaba la postura sostenida por algunos sindicalistas.

En concreto, de Quinto arremetía contra unos representantes sindicales liberados por volver a su trabajo cobrando unos sueldos elevados mientras animaban a los trabajadores a que resistieran. Las palabras del presidente de Coca-Cola levantaron ampollas entre algunos empleados afectados por el expediente que no dudaron en replicar al directivo y cargar contra la compañía.

Los sindicatos aplauden la sentencia

Sin embargo, la Audiencia Nacional ha dado la razón a los trabajadores y ha tumbado el ERE. La noticia ha sido muy aplaudida por los diferentes sindicatos, quienes durante las negociaciones subrayaban la escasa justificación de los despedidos. En su defensa argumentaban las ganancias de la compañía. Mientras, la embotelladora insistía en la necesidad de adelgazar la plantilla como consecuencia de la fusión de todas las embotelladoras españolas (siete) y la portuguesa (una) en una única compañía.

En la sentencia de la Audiencia Nacional se esgrime que al tratarse en origen de diferentes empresas, todas ellas en beneficios, no puede considerarse que se trata de un “único empresario”. Es decir, la justicia considera que se han incumplido las obligaciones de “información, consulta y negociación” por el cambio de titularidad que ha vivido la empresa.

Euforia sindical

“Confiábamos en que la sentencia fuera favorable a nosotros”, subrayan fuentes de UGT en Madrid tras conocer la decisión del juez. Asimismo, el sindicato CSI-F está satisfecho con la decisión y confía en que la multinacional cumpla con la sentencia y busque un acuerdo con los trabajadores en la mesa de negociación.

La embotelladora no se ha pronunciado, de momento, pero de no cambiar las cosas está obligada no sólo a reincorporar a los trabajadores afectados por el ERE, sino que, además, deberá pagar los salarios que no han recibido como consecuencia de los despidos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad