La justicia española se muestra benevolente con Volkswagen

stop

Los tribunales sólo han castigado a VW en una de las diez denuncias de particulares en España

Exterior de un taller de Volkswagen / Reuters

Barcelona, 26 de diciembre de 2016 (10:30 CET)

Qué distinto es el trato dado al fraude de las emisiones de Volkswagen en España con respecto a otros países, en especial Estados Unidos. El Gobierno tardó un año en abrir expediente a Seat, el fabricante español del grupo, y la Comisión Europea tiró de las orejas a España por su pasividad. Esta benevolencia se ha trasladado a los juzgados.

VW ha ganado hasta ahora nueve de los diez juicios por el fraude de las emisiones en nuestro país, según la información a la que ha tenido acceso El País. Sólo en un caso recibió una sentencia desfavorable, pero el juez tampoco concedió al demandante lo que pedía.

Se trata de diez denuncias de particulares que habían comprado coches con el motor trucado. Las sentencias de nueve juzgados de primera instancia distintas se emitieron entre mayo y noviembre.

En la mayoría de casos, el juez no consideró probado que los coches contaminaran más que los de otras marcas. Y eso que el grupo VW admitió el fraude hace más de un año. Además, los magistrados valoraron las soluciones aportadas por Volkswagen, que está resolviendo el problema gratuitamente.

Sólo en un caso, un juez de Valladolid dio parcialmente la razón a un demandante que pedía el valor del coche, más de 50.000 euros, más daños y perjuicios. No obstante, rebajó la indemnización a un 10% del precio de compra del vehículo, ya que seguía en uso.

Fraude masivo

VW, Audi, Seat y Skoda montaron entre 2008 y 2015 varios tipos de motores diesel equipados con un software que manipulaba las emisiones de NOx. El software detectaba cuándo estaba siendo inspeccionado y rebajaba las emisiones, pero en carretera los coches contaminaban mucho más de los máximos permitidos.

En todo el mundo, montó más de 10 millones de coches con esta manipulación, de los que unos 680.000 se vendieron en España y unos 8 millones en Europa.  

La benevolencia de España y la UE contrasta con la actuación de Estados Unidos. A pesar de que EEUU no tenía ni medio millón de estos vehículos, la factura de VW allí ya supera los 10.000 millones de euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad