La justicia confirma la multa a Naturgas por adueñarse de clientes de Iberdrola

stop

SANCIÓN POR LA GESTIÓN DE LA SUBCONTRATA

El vicepresidente de EDP Naturgas, Manuel Menéndez Menéndez

Barcelona, 15 de enero de 2015 (19:43 CET)

A EDP Naturgas le han salido relativamente caros sus contratos fantasmas. Concretamente, 40.000 euros. Es la sanción que pedía la Agencia Española de Protección de Datos por adueñarse de clientes de otra compañía sin su consentimiento y que ha sido ratificada por la Audiencia Nacional.

Los hechos se remontan al 10 de junio de 2010, cuando el organismo estatal recibió dos denuncias de clientes de Iberdrola que aseguraban "no haber otorgado consentimiento, ni firmado contrato alguno para el cambio del servicio de suministro". Aun así, recibieron sendas facturas de Naturgas por importe de 322,77 euros y 194,26 euros, respectivamente.

Sin grabación telefónica


Naturgas ha alegado que ella no había captado a los clientes directamente, sino que había utilizado los servicios de la empresa Consultoría para Formación Tecnológica (Contec), que también ha sido sancionada. "Nos sanciona no por actividades propias, sino por contratar a alguien que ha actuado incorrectamente", subrayan fuentes de la eléctrica.

La compañía ha defendido que era responsabilidad de Contect grabar las conversaciones telefónicas. "Sin embargo, no consta ese contacto ni que los denunciantes aceptaran la contratación de los servicios de electricidad", subraya el auto publicado a finales de año.

La Audiencia no exime de culpa a Naturgas


La sentencia ratifica que, con independencia de que la contratación cuestionada se produzca a través de una tercera empresa, "ello no le eximía como responsable del fichero, de adoptar las cautelas necesarias para verificar si se contaba con el consentimiento del cliente".

Además, el auto de la Audiencia Nacional subraya que "al margen de su condición de responsable de tratamiento de los datos personales, la emisión por Naturgas de facturas contra los denunciantes tras haber resuelto el contrato con la entidad comercializadora Contect cualifica especialmente la gravedad de su conducta".

La eléctrica cortó la relación con la subcontrata tras las quejas


A pesar de la sentencia, fuentes de la compañía sostienen que el contrato con esta subcontrata duró apenas unos meses. Una relación laboral que cortaron cuando tuvieron constancia de las quejas. Además, subrayan que los clientes afectados recuperaron el dinero así como los contratos de origen con sus proveedores habituales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad