La ITV en Galicia, la segunda más dura de España

stop

Supervisión y Control suspende a uno de cada cuatro vehículos, la tasa de rechazo más alta después de Asturias

Centro de Inspección Técnica de Vehículos de Supervisión y Control | EFE

11 de julio de 2014 (22:05 CET)

Lo había advertido Supervisión y Control, la empresa concesionaria de las ITV en Galicia: uno de cada cuatro vehículos no superó la inspección técnica a la primera en 2013. Faltaba por saber si esta tasa de rechazo del 25% se situaba por encima de la media o si, al contrario, entraba dentro de los parámetros habituales.

Ha ganado la primera opción. Galicia es la segunda plaza más dura del Estado para pasar la ITV, según revela un informe elaborado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. La tasa de rechazo, es decir, los suspensos, están por encima de la media española en todos los tipos de vehículos. Solo la supera Asturias, eso sí, a mucha distancia, con una tasa de rechazo del 34,7%.

Mal feudo para turismos, remolques y autobuses


Las inspecciones de Supervisión y Control, que ostenta la concesión del servicio hasta por lo menos 2023, catearon en el primer examen al 33.3% de las furgonetas y camiones, al 21,7% de las motocicletas y al 15,8% de los tractores. En todos los parámetros, Galicia está por encima de la media.

Destaca especialmente en turismos. El 23,8% de los coches no pasó la ITV a la primera y tuvo que ir a la reválida. También pincharon en el primer intento uno de cada tres autobuses (30%) y dos de cada cinco remolques (40,4%). En todos estos vehículos la tasa de rechazo gallega es la segunda más elevada de España, por detrás de Asturias.

¿Parque envejecido?


Una interpretación rápida de las cifras podría indicar que Galicia tiene uno de los parques de vehículos más envejecido de España y que la crisis económica ha acrecentado el número de suspensos. Ninguna de las dos premisas, según Competencia, se cumple.

Galicia está por encima de la media en cuanto a la antigüedad de los turismos (11 años), furgonetas y camiones (12,3 años) y motocicletas (11,2 años). En ninguna de las tipologías destaca especialmente por la antigüedad del parque. Solo las furgonetas y camiones exceden en medio punto a la media española. En el resto de vehículos (tractores, remolques, autobuses y otros) está por debajo de la media estatal.

En todo caso, Competencia no detecta una relación directa entre el envejecimiento del parque y los problemas para superar la inspección. De hecho, la Comunitat Valenciana, Baleares y Canarias, con una edad media de vehículos más alta que Galicia, presentan tasas de rechazo más bajas.

Hasta 20 euros de diferencia

¿Y los precios? Cada Comunidad Autónoma sigue su propio libro, que, normalmente, se compone de una tarifa fija, unas tasas y, puntualmente, un canon. Así, por ejemplo, la Xunta establece un canon por vehículo inspeccionado que está alrededor de 50 céntimos en función de la tipología. En otras comunidades, como la valenciana, puede alcanzar hasta los 2,8 euros.

Pese a todo, Galicia no está entre las más baratas. En 2013, la tarifa fija por turismo de gasóleo se situó en 43,4 euros, la octava más cara de España. En gasolina fue la décima más cara, con un precio de 33,3 euros el año pasado.

La comunidad gallega se sitúa en el grupo más cercano a la media española,  en un apartado que destaca por las enormes diferencias entre las distintas comunidades. Extremadura presenta la tarifa más baja para turismos en gasóleo, con 26 euros, 17 euros más barata que Galicia. Pero, a su vez, las inspecciones en la Comunitat Valenciana se pagaban 20 euros más caras que en la gallega, hasta los 63,2 euros por turismo. Los mismo sucede con Castilla y León y Cantabria, diez euros más caras que Galicia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad