La inmaculada reputación de Inditex

stop

La textil repite otro año como la empresa española con mejor reputación corporativa, según Merco

Pablo Isla, en la presentación de resultados de Inditex

21 de abril de 2013 (15:47 CET)

Suma y sigue. Inditex prolonga su alargada lista de reconocimientos tras repetir un año más como la empresa española con mejor reputación corporativa en el ranking de 2013 elaborado por Monitor Empresarial de Reputación Corporativa (Merco). Le sigue muy de cerca la cadena de supermercados Mercadona, mientras que completa el podio el Banco Santander, que desbanca a la petrolera Repsol.

El ranking de Merco se elaboró mediante cuestionarios a 1.503 directivos empresariales, contó con la evaluación de 738 expertos y la opinión de 8.863 empleados y 1.568 ciudadanos. Además, el proceso de toma de datos ha sido objeto de verificación independiente por parte de la auditora KPMG.

El proceso acabó con Inditex en el escalafón más alto y destacada, junto a Mercadona e Iberdrola, como la empresa más responsables y con mejor gobierno corporativo en 2013.

Ortega gana a Botín

Merco también distingue a los líderes empresariales y también en este aspecto logró el galardón la textil. El fundador y mayor accionista de Inditex, Amancio Ortega, se alzó como el gestor con mayores cuotas de reputación, desplazando al presidente del Banco Santander, Emilio Botín, que lideró el Merco de la edición 2012.

El estudio destaca el salto protagonizado por Pablo Isla, presidente de Inditex, tras escalar cuatro peldaños en un solo año, hasta alcanzar la cuarta posición.

Innovación

La empresa fundada por Amancio Ortega suma otro reconocimiento a su vitrina. A comienzos de este año, un informe de la consultora PricewaterhouseCoopers (PwC) también destacó a la textil como líder en innovación.

PwC analizó a las grandes coorporaciones del Ibex 35, concluyendo que son las que más apuestan por innovar, aunque su inversión en este ámbito es inferior a la de las empresas francesas o alemanas. Entre las compañías españolas, aclaraba el informe, “apenas encontramos tres ejemplos de empresas que hayan dado la vuelta a su modelo de negocio”.

La consultora situó a la cabeza de este triunvirato a Inditex. “Es el ejemplo menos discutible de empresa española que ha cambiado las reglas del juego en su sector”, asegura.

Los problemas en Brasil

Pero Inditex también tuvo problemas de imagen pública. El verano de 2011, el Ministerio de Trabajo de Brasil emitió 52 actas de infracciones de las normas laborales contra Zara tras la inspección de dos talleres que vendían ropa a una proveedora de la multinacional, AHA. La mano de obra que fabricaba aquellas prendas estaba en condiciones cercanas “a la esclavitud”, según denunciaron en su momento las autoridades. Las informaciones publicadas hablaban de salarios que oscilaban entre los 156 y los 290 dólares, por debajo del mínimo legal en Brasil.

Sin embargo, este año la compañía ha aprobado el examen brasileño. El sindicato global IndustriALL analizó a cuatro de los proveedores de Zara en Brasil y no emitió ninguna queja al respecto de las condiciones de trabajo.

Inditex siempre negó cualquier responsabilidad en las irregularidades y sostuvo que, al contratar talleres que explotaban ilegalmente a trabajadores, AHA había “violado seriamente” el Código de Conducta de los fabricantes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad