La incineradora del Sur se aleja de O Irixo y se acerca a Cerceda

stop

Fuentes conocedoras de la situación aseguran que la Xunta espera que en las próximas semanas Estela Eólica renuncie a realizar la planta de reciclaje. El Gobierno gallego retomaría el proyecto en el que el ayuntamiento de Cerceda, en A Coruña, tiene muchas posibilidades

06 de junio de 2012 (22:12 CET)

El polémico proyecto de la incineradora del Sur de Galicia parece que cada vez está más cerca del Norte. Por lo menos así lo aseguran fuentes conocedoras de la situación, que aseguran a Economía Digital que en unas dos semanas la parálisis de la planta de residuos se desbloqueará. La Xunta prevé que Estela Eólica, la industria encargada de la construcción de la planta, abandone finalmente el proyecto.

La Administración gallega retomaría en ese momento el control sobre la construcción de la planta de reciclaje de residuos y comenzaría a buscar otro emplazamiento, lejos de O Irixo, el concello ourensano en el que Estela Eólica preveía construír la incineradora y donde se encontró con la oposición tanto de los vecinos como de asociaciones ecologistas y ganaderas.

Estas mismas fuentes, aseguran que la Xunta “no descarta” que la llamada incineradora del Sur acabe en una ubicación bien distinta. Aunque no hay nada definitivo, cada vez cobra más fuerza la opción del concello de Cerceda, que ya alberga la planta de reciclaje de Sogama. De hecho esta misma semana el alcalde de Cerceda, el socialista José García Liñares, acudió a la Consellería de Economía e Industria para una reunión.

Modificar el Plan de Residuos de Galicia

Sin embargo, para poder hacer que el concello de Cerceda se quede con la segunda incineradora gallega sería necesario modificar el Plan de Residuos de Galicia, que establece que la nueva Sogama debería instalarse en alguno de los ayuntamientos del sur de la comunidad autónoma.

Estela Eólica fue una de las empresas beneficiadas en el reparto de megavatios en el último concurso eólico de la Xunta de Galicia. A cambio del poder del viento, la firma debía presentar un plan industrial asociado. Su propuesta fue la de construir una planta de basuras.

Ni con Ferrovial

No obstante, el grupo no sólo se encontró con la oposición vecinal en aquellos concellos en los que se especuló con la ubicación de la planta, económicamente quedó tocada por la eliminación de las primas a las renovables.

“Economía espera que en poco tiempo abandone de forma definitiva el proyecto. Ni siquiera cree que pueda salir adelante con la colaboración de la empresa Cespa, la filial de Ferrovial”, asegura una fuente relacionada con todo el proceso. Y es que en las últimas semanas se especuló con la posibilidad de que Estela Eólica hubiese llegado a un acuerdo con esta firma por la que sería ella la que acabase realizando la planta del Sur.

Sogama

De momento, las escasas declaraciones públicas que se hacen sobre el tema de la segunda planta de reciclaje son indicativas. El presidente de Sogama, Luis Lamas, declaró esta misma semana que el complejo de Cerceda reúne “todos los requisitos” para la planta de residuos que rechaza Ourense.

Desde la Alcaldía del concello coruñés prefieren no hacer muchas declaraciones por el momento pero, si bien aseguran que no piden la planta, no les importaría albergarla en un futuro.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad