La guerra entre ganaderos y empresas enfila los tribunales

stop

La patronal lucense llevará a sus servicios jurídicos la tractorada que rodea la muralla mientras los productores amenazan con demandas a la industria

Tractores alrededor de la Muralla de Lugo

en A Coruña, 07 de enero de 2016 (12:44 CET)

Otro pico de tensión en la batalla que han emprendido los ganaderos gallegos en demanda de un precio justo por la leche, que a pesar del pacto impulsado por el Ministerio de Agricultura, todavía no se percibe en la liquidez de las granjas. Roberto García, secretario xeral de Unións Agrarias (UU.AA.), organización integrada en la Plataforma pola Defensa do Sector Lácteo, ha anunciado que los ganaderos barajan acudir a los tribunales si se producen incumplimientos por parte de la industria, después de que la distribución aceptara subir dos céntimos en el precio del litro sin repercutirlo al consumidor.

Así pues, esos dos céntimos que pagará de más irán a parar a la industria que, a su vez, lo repercutirá sobre el ganadero. "En el caso de que hubiera alguna industria que intentara no cumplir, no solo actuaríamos por la vía de la presión sino que estarían cometiendo una apropiación indebida porque se quedarían con ese dinero que es de los ganaderos", ha defendido García.

Los empresarios, en pie de guerra

Pero las amenazas van en las dos direcciones. El secretario general de la Confederación de Empresarios de Lugo (CEL), Jaime López, ha confirmado que este viernes expira el ultimátum de 48 horas que han dado a Agromuralla, una agrupación distinta a la Plataforma pola Defensa do Sector Lácteo, para que retiren los cerca de trescientos tractores que cercan la muralla romana de la ciudad. López espera que se establezca, al menos, un plazo para finalizar la protesta que está causando un "pejuicio económico" a los empresarios del centro urbano.

A partir de ahí, ha amenazado con poner a trabajar "los servicios jurídicos" de la CEL, "en el caso de no obtener respuesta", para "estudiar las vías de cara, fundamentalmente, a la subdelegación del gobierno para ver si esto se puede mantener por tiempo indefinido".

También ha señalado que "el caos en la circulación puede llevar a falta de seguridad, con algún siniestro o el hecho de trasladar a un enfermo o un incendio que impida que los camiones de bomberos puedan circular con normalidad". "Esto puede generar un problema que afecta al orden público y a la seguridad ciudadana", ha alertado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad