La ginebra gallega Nordés triplicó su tamaño y sus beneficios antes de la venta a Osborne

stop

En poco más de dos años de actividad, el proyecto de Atlantic Galician Spirits alcanzó los 3,1 millones de facturación, un crecimiento del 113% en un año

Botella de Nordés y Xoán Cannas

en A Coruña, 11 de agosto de 2015 (05:11 CET)

"Ninguna otra ginebra sabe como Nordés porque ninguna otra se elabora de esta manera". La frase de Xoán Cannas, uno de los dos socios que pusieron en marcha Atlantic Galician Spirits, hacía referencia al éxito de Nordés en Portugal y a su singular elaboración, ginebra destilada de albariño. Ese era el aspecto más singular de la marca en un momento en el que Galicia vivió un boom de producción, con la aparición de Gin Sea, Entropía o Platú.

Esta suerte de innovación con raíces conquistó al grupo Osborne, pero en la firma para comprar Atlantic Galician Spirits –una operación de la que nunca se desvelaron cifras-- los directivos de la compañía andaluza llevaban en el bolsillo el balance de cuentas, saneado y casi en ebullición. La sociedad que produce Nordés logró en 2014 elevar un 113% sus ventas, hasta los 3,1 millones. Hacía nada, en 2012, primer año de operaciones, la facturación no alcanzaba ni los 300.000 euros. Pero la progresión fue espectacular.

Beneficios récord

De hecho, la dirección de Osborne no dudó en señalar que "en su corta vida en el mercado, la marca ha demostrado una fortaleza y un crecimiento envidiables en España y fuera de España". Especialmente en 2014, su segundo año completo de actividad.

Ese curso, poco antes de que se cerrara la venta, Atlantic Galician Spirits consiguió unos beneficios de 664.829 euros, más del triple que un año antes, cuando acarició los 200.000. El patrimonio neto también se elevó hasta los 680.000 euros desde los 240.000 de 2013. En apenas dos años y medio de actividad, Nordés había casi triplicado su tamaño.

Ampliación de mercados

Xoán Cannas y Juan Luis Méndez Rojo, los dos socios, habían sumado a la ginebra la elaboración del vodka Nordés. También eran los responsables del vermú Nordesía, que sigue bajo su tutela en la sociedad Galician Original Drinks. Osborne mantuvo al equipo gallego en la sala de máquinas.

No quieren tocar nada en un modelo que funciona, simplemente, quieren utilizar su propia caja de resonancia para elevar la presencia internacional de Nordés de los 15 países en los que se comercializaba a 50.

Como en el caso de R y Eukaltel, cambió todo para no cambiar nada. El modelo se mantiene, la propiedad se fue a manos foráneas. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad