Isidro Fainé y Rafael Villaseca, presidente y consejero delegado de Gas Natural, dejarán el puesto a Francisco Reynés. EFE

La fusión con EDP daría a Gas Natural el liderazgo eólico en Galicia

stop

La integración del grupo luso EDP convertiría a Gas Natural Fenosa en el gran actor eólico gallego, a distancia de Iberdrola

en A Coruña, 24 de octubre de 2017 (06:00 CET)

Vuelco en ciernes entre los dueños del viento gallego. La eventual integración de EDP en una operación corporativa para la que Gas Natural Fenosa tiene todas las papeletas colocaría al grupo presidido por Isidre Fainé como nuevo líder del sector eólico gallego, puesto que actualmente retiene Iberdrola, con sus 625 megavatios repartidos por un total de 19 parques. Con la portuguesa EDP, Gas Natural Fenosa desbancaría con creces a su eterno rival en el mercado gallego de la generación eólica y se distanciaría de Acciona, otro de los grandes actores en Galicia.

El grupo portugués, que opera en el mercado eólico español a través de la filial EDP Renovables y lleva años dándole vueltas a varias operaciones para hacer caja, entre ellas incluso la salida a Bolsa, cuenta en Galicia con 185 megavatios en funcionamiento y otros 101 en tramitación. Esos 286 megavatios se sumarían  a los 320 megavatios de generación eólica (13 parques en las cuatro provincias) que actualmente tiene Gas Natural Fenosa. El liderazgo del viento gallego vendría apuntalado por los parques que la compañía de Fainé tiene actualmente en marcha.

El concurso del PP

La compañía gasista anunció el pasado mes de junio la inversión de 200 millones de euros en Galicia para desarrollar nuevos parques eólicos que sumarán una potencia total instalada de otros 200 megavatios, con lo que superaría con creces la posición de Iberdrola. Esta operación se hace al abrigo del último concurso eólico de la Xunta, del que Gas Natural resultó gran beneficiaria.

Paradójicamente, Gas Natural Fenosa, a través de Fenosa Wind, obtuvo en 2010 un total de 339 megavatios de los 1.272 solicitados en el concurso del PP. En el anterior concurso, el del bipartito, Fenosa se había quedado con apenas 12 megavatios, adjudicación que fue interpretada como un castigo. Por contra, con el PP en San Caetano y Javier Guerra en la Consellería de Economía, la portuguesa EDP apenas se llevó tres megavatios, otra bofetada, frente a los 585 megavatios que solicitaba. En ambos concursos había en juego la misma potencia a instalar: 2.235 megavatios. Iberdrola, en este último concurso, también resultó entre las más ninguneadas, con la adjudicación de dos megavatios, todo un mensaje de la Xunta.

Nueva dimensión

De salir la operación que alienta el sector y los accionistas mayoritarios de EDP, el grupo China Three Gorges, que tiene casi un 24% de su capital, Gas Natural alcanzaría en Galicia una posición de dominio en el sector eólico, que a buen seguro haría reparar a los responsables de la Comisión Nacional de la Competencia. Cuando adquiere Fenosa, Gas Natural se compromete con el regulador a desinvertir en determinados mercados de generación; entre ellos, Galicia.

Sin embargo, los compromisos de desinversión,  de unos 2.000 megavatios de capacidad de generación de electricidad impuestos por Competencia para aprobar la absorción en 2009, se centraban en la tecnología de ciclos combinados ubicados, además de en Galicia, en Andalucía, zona centro, Levante y Cataluña.

EDP mantiene el control de parques en Lugo y A Coruña, principalmente, mediante distintas sociedades. Es el caso de Desarrollos Eólicos Dumbría, con más de 70 megavatios; Desarrollos Eólicos de Lugo, con 69 megavatios, o Eólica Fontesilva, con otros 21,6 megavatios, según datos de la patronal eólica española. En total, con los parques en desarrollo serán 286 megavatios los de EDP, que se sumarían a los 320 megavatios instalados de Gas Natural, y a los 200 anunciados en junio. Más de 800 megavatios eólicos. Todo un líder.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad