La furgoneta que 'salvará' a la PSA de Vigo activa los recortes salariales

stop

La factoría de Balaídos comenzará en 2017 a fabricar el nuevo modelo K9, que asegura una producción de 200.000 unidades al año

Feijóo en la adjudicación en París de las nuevas furgonetas de Citroën

vigo, 15 de diciembre de 2014 (23:44 CET)

La fábrica viguesa de PSA puso toda la carne en el asador y lo logró. La factoría de Balaídos se ha adjudicado la fabricación del nuevo modelo de furgoneta, conocido como proyecto K9. La producción se iniciará a partir de 2017 y si bien para muchos es sinónimo de un tiempo de bonanza, que asegura la carga de trabajo en la planta, para otros trae su llegada trae aparejada los recortes laborales que se proyectaron para ganar en competitividad.

La decisión de Citroën fue comunicada este lunes a los trabajadores del centro de la ciudad olívica, y también al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que fue recibido en la sede de la automovilística en París por el director de la Región Europea de PSA, Denis Martin; y por el director industrial, Yann Vincent.

Trabajo por delante

"Es un gran día para Vigo. PSA es líder del segmento de vehículos utilitarios ligeros en Europa, y el éxito del proyecto K9 es esencial para nuestras marcas", proclamó Martin.

Por su parte, el director industrial y de Cadena Logística de PSA, Yann Vincent, ha subrayado que el apoyo de la Xunta para "reforzar la competitividad del sector del automóvil" ha sido "concluyente". Asimismo, ha destacado los "esfuerzos" de la plantilla, "respondiendo a las exigencias económicas demandadas por el grupo". "Ahora queda trabajo para asegurar que el vehículo sale de las líneas de montaje en las condiciones de competitividad y de rentabilidad requeridas", advirtió.

Atraerá otros modelos

El director del centro de Vigo, Yann Martin, ha reconocido que esta adjudicación "es la noticia que esperábamos todos en Vigo", y que se ha hecho posible "entre todos", después de "mucho trabajo y arduo esfuerzo". Asimismo, ha apuntado que el montaje de la nueva furgoneta será "decisivo" para el futuro de la fábrica, ya que "asegurará un importante volumen de producción en la próxima década (unas 200.000 unidades al año)", y posibilitará la ejecución del Plan Industrial que incluye medidas de mejora logística, inversiones y transformaciones para "estar así preparados para otros nuevos modelos".

La noticia de la adjudicación de la furgoneta a Vigo se ha conocido casi un mes después de que la dirección de la planta hubiese pactado con el comité de empresa (con el único respaldo del sindicato mayoritario, SIT) un plan de ajustes salariales que incluye rebaja de salarios.

Ajustes laborales

Así, en 2015 y 2016, la actualización de sueldos se hará según varios supuestos: en caso de que el IPC sea menor del 1,5%, los sueldos se mantendrán invariables; si ese índice está entre el 1,5 y el 3%, se subirán lo que resulte de la diferencia entre el IPC y 1,5; y si el IPC supera el 3%, el incremento sería del 1,5%.

A partir del segundo año, la actualización del salario se haría siguiendo como referente la media de lo que ha cobrado el trabajador en los últimos cinco años por prima de objetivos, que seguirá siendo del 1,5%.

El plan de la empresa se completa con una nueva escala retributiva, que va desde los 16.150 a los 34.250 euros (en torno a un 5% menos). Esas cantidades se aplicarán a los nuevos contratos y también a la actual plantilla, con la diferencia de que los trabajadores que ya están en PSA cobrarán a mayores un complemento individual "absorbible". Asimismo, quedarán "sin efecto" o se reducirán complementos como el de antigüedad, de cabina de lacas o de fin de semana.

Las medidas incluyen también modificaciones en el panel de categorías profesionales, y en varios supuestos de licencias y permisos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad