La Fundación Barrié ingresa como casero del Popular el doble de lo que recibe en dividendos

stop

Las rentas que percibe por los alquileres de los edificios de A Coruña, Bergondo y Vigo ascienden a 5,8 millones de euros al año, mientras que los ingresos que le reportan las acciones del banco, representativas del 2,65% del capital, son de 2,8 millones

Sede de la Fundación Barrié en A Coruña

en A Coruña, 26 de mayo de 2016 (23:23 CET)

La compra del Pastor por parte del Popular parecía un buen negocio para la Fundación Barrié, que por aquel entonces controlaba más de un 40% de la entidad gallega. Tras la fusión, su participación en la entidad resultante alcanzó en el 7%, pero las sucesivas ampliaciones de capital han ido diluyendo su peso en el banco hasta situar su cuota en el 2,65%.

Con una nueva ampliación a la vista, a la que presumiblemente tampoco acudirá, su participación seguirá menguando. En cualquier caso, los dividendos que le reportan las acciones han dejado de ser la principal fuente de ingresos provenientes del Popular. Según la memoria de 2014 de la Fundación Barrié, la entidad presidida por José María Arias recibió por ese concepto 2,89 millones de euros.

Antiguas sedes gallegas

Sin embargo, hay unos activos con los que la fundación salió muy bien parada tras la fusión. Se trata de los inmobiliarios. La absorción del Pastor por parte del Popular en 2012 supuso la cesión del contrato de arrendamiento de los edificios del Cantón Pequeño y la calle Orillamar, en A Coruña, así como de los del Polígono Industrial de Bergondo y el de la calle Colón, en Vigo, quedando el banco que preside Ángel Ron subrogado a los derechos y obligaciones del mismo.

Por estos inmuebles, que albergaron las sedes del Pastor y de sus filiales informáticas, la Barrié percibe un alquiler que el pasado año ascendió a 5,86 millones de euros, y que en el período 2016-2020 le reportará otros 29,3 millones de euros. A esta cantidad hay que sumar el arrendamiento de plazas de garaje, que le supone unos ingresos a mayores de 10.500 euros anuales, aproximadamente.

Cifras millonarias

Según el contrato suscrito entre el banco y la fundación, el arrendamiento de los inmuebles se mantendrá como mínimo 20 años, prorrogables hasta un máximo de 40 años, con opción de recompra. En ese período, la antigua propietaria del Banco Pastor se habrá embolsado la nada desdeñable suma de 84,9 millones de euros.

En dividendos no cobrará tanto, pero la memoria de 2014, con la acción en 4,16 euros, cifraba el valor de sus títulos del Popular en 232 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad