La caravana de camiones y coches en protesta por el cierre de Endesa colapsó este martes la entrada de A Coruña. EP.

La fórmula de Endesa: decenas de traslados tras los cierres

La empresa recolocó a principio de año en la térmica coruñesa a trabajadores de la factoría de Compostilla, donde ha iniciado el proceso de desmantelamiento

Este miércoles tendrá lugar en Madrid la primera reunión convocada por el Ministerio de Transición Ecológica a raíz del anuncio de Endesa de acelerar el cierre de sus factorías en As Pontes (A Coruña) y Litoral (Alicante). A la reunión están convocados representantes de empresa y sindicatos, además de dirigentes locales, como es el caso del alcalde pontés, Valentín González Formoso. La decisión del grupo, propiedad de la italiana Enel, causó un gran revuelo en las comarcas afectadas, que plantean ya huelgas de protesta. Una situación que la firma trató de minimizar el pasado lunes, con reuniones con las plantillas en las que aseguró que el mantenimiento de los puestos de trabajo estaba garantizado. No obstante, fuentes sindicales alertan de que los procesos de cierre conllevarán, eso sí, numerosos traslados.

“Lo que nos dicen desde las distintas direcciones locales es que el mantenimiento del empleo está garantizado, pero no los puestos. Eso es algo que en As Pontes puede ser fatal. Ya no solo porque no sabemos cómo se va a recolocar a las empresas auxiliares o qué va a pasar con los transportistas, sino porque, con la plantilla en otros territorios, la comarca se queda sin gente y sin generación económica”, alertan los sindicatos.

Sin fecha de cierre

De forma oficial y por el momento, Endesa guarda silencio. No hay fecha para el cierre y, por tanto, tampoco hay todavía un plan estratégico de futuro, cosa que, por ejemplo, sí está en marcha para los cierres ya programados de las factoría térmicas de Compostilla, en León, y de Andorra, en Teruel. En ambos casos, la empresa anunció ya a finales del pasado año que “en las actuales circunstancias regulatorias era imposible abordar las inversiones necesarias para que las centrales cumpliesen con los límites de emisiones marcados por la Unión Europea para junio de 2020”. En esa fecha, la factorías deben estar ya paradas.

Tanto en León como en Teruel, Endesa ha llegado ya acuerdos con los sindicatos para garantizar el mantenimiento de los empleos (153 y 166 puestos de respectivamente) pero, no obstante, y según los sindicatos, “los traslados ya se están produciendo”. “Sin ir más lejos, en As Pontes contamos desde principio de año con cerca de una decena de compañeros que provienen de Compostilla”, explican. “Ellos han venido aquí, pero también se han producido más recolocaciones en otras partes de España donde Endesa tiene negocio, lo mismo que en Teruel”, comentan. En este último caso, la empresa negoció con la plantilla que la mayoría de las recolocaciones se realizasen en municipios cercanos, en Zaragoza, Alcañiz o Teruel capital.

“Aquí en As Pontes ya se puso en marcha una formación para poder recolocar personas en los trabajos de ciclo combinado, pero está claro que eso no va a poder absorber a toda la totalidad de la plantilla”, indican los sindicatos. "Se habla mucho de las opciones que hay, tanto en el eólico como el proyecto de la planta de biomasa, pero al no saber ni siquiera la fecha de cierre, no hay datos", comentan.

Si bien en Teruel, Endesa ya ha anunciado su intención de poner en marcha un parque fotovoltaico, en Ponferrada, la compañía tiene en marcha el programa Futur-e, que pasa por invitar a empresas, instituciones y agentes públicos y privados a que presenten proyectos de inversión y creación de empleo en el espacio ocupado por la central o sus zonas aledañas.

 

Un artículo de C. Díaz Pardo

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad