La fórmula de Calvo: duplicó sus ventas durante la crisis

stop

La expansión internacional y una ligera recuperación del mercado interno impulsan los ingresos de la compañía hasta los 712 millones, más del doble que en 2006

Presentación de resultados del grupo Calvo en Carballo / EFE

08 de mayo de 2014 (12:27 CET)

Pertenece el grupo Calvo a ese reducido número de empresas que han capeado los años de crisis económicas sin rebajar la velocidad ni poner al ralentí los motores. En 2006, cuando la contracción del mercado era solo una amenaza, facturaba 342 millones de euros. Durante el largo túnel de la crisis la cifra de ventas se ha multiplicado por dos y se eleva ya a los 712 millones de euros. La cifra es un 11% superior a la conseguida durante el ejercicio pasado.

Así lo anunció el consejero delegado del grupo conservero, Manuel Calvo, que destacó el incremento de plantilla de la compañía con sede en Carballo, cerca ya de los 5.000 trabajadores, y la previsión de seguir invirtiendo en este ejercicio en torno a 16 millones de euros para fortalecer la pauta de crecimiento. Durante el pasado año, la compañía contrató a más de 300 personas en todo el mundo, 60 en España.

Crece el mercado español

Manuel Calvo destacó la "ligera recuperación" que comienza ya a advertirse en el mercado español, donde las ventas crecieron un 3% a pesar de la fuerte implantación de los productos de marca blanca en los años procedentes. En Italia, otro de los mercados con dificultades en el que está más implantada la compañía conservera la facturación creció hasta un 5%.

No obstante, los mercados americanos son los que están levantando al grupo. Las ventas en Brasil en moneda local crecieron un 29% reforzando el liderazgo de la marca Gomes da Costa en el país americano. Durante la rueda de prensa de presentación de resultados, los directivos de Calvo indicaron que las ventas en Suramérica están mucho más estacionalizadas que en Europa. "En determinados países se nota un aumento considerable de las ventas antes de Semana Santa", explicaron en un encuentro ante la prensa que este año, de forma excepcional, se hizo en A Coruña y no en Carballo debido a motivos de agenda.

Con esta ligera mejoría bajo el brazo y la progresiva expansión de la compañía hacia tierras extranjeras --como Grecia, Noruega, Colombia o Arabia Saudí—Calvo ha logrado elevar sus ventas un 11% respecto a 2012 y obtener un beneficio antes de impuestos (Ebitda) de 49 millones, un 9% más.

Nueva planta en Brasil


Y en esta línea seguirá la compañía. Manuel Calvo destacó que se prevé que este año se culmine la construcción de una nueva planta en Brasil dedicada a elaborar aceites y proteínas de pescado a partir de productos sobrantes. La inversión prevista es de cuatro millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad