La Fiscalía denuncia a Marina Castaño por malversación de caudales públicos

stop

Tras una denuncia particular, acusa a la viuda de Camilo José Cela de delitos como fraude fiscal, por el supuesto envío a una sociedad privada de las devoluciones del IVA de la Fundación Cela

Marina Castaño

29 de junio de 2012 (16:16 CET)

La Fiscalía de Santiago de Compostela ha interpuesto una denuncia contra Marina Castaño, viuda de Camilo José Cela, y contra el exgerente de la fundación que lleva el nombre del escritor de Iria Flavia, Tomás Cavanna Benet, por un supuesto delito de malversación de caudales públicos, a raíz de una querella formulada por una vecina de Padrón, en donde tiene la sede esta entidad cultural.

La denuncia dirigida al Juzgado de Instrucción de Padrón ve “base para investigar” también la posible comisión de delitos de estafa, apropiación indebida y otros, como fraude fiscal, por el envío a una sociedad privada de las devoluciones del IVA de la Fundación Cela, que está exenta de tributación, así como por cargar a esta entidad cultural gastos privados.

Sociedad Lengua y Literatura

La denuncia de la vecina de Padrón María Dolores Ramos García por supuesta estafa contra Marina Castaño y Tomás Cavanna detalla que la sociedad Lengua y Literatura AIE fue constituida con un 80% de capital inicial por la Fundación Cela, mientras que el 20% restante fue aportado por Marina Castaño a través de la sociedad Letra y Tinta, que dirige desde su domicilio de Madrid.

La sociedad Lengua y Literatura AIE empezó a gestionar las subvenciones de la Fundación Cela, y según la denunciante, habría empezado a pagar las facturas de la entidad cultural, “de forma que habría obtenido grandes cantidades de dinero en concepto de devolución del IVA”.

La Fiscalía sostiene, a raíz de sus investigaciones, que Lengua y Literatura AIE “pudiera encubrir devoluciones de IVA” y tener la finalidad de cargar los gastos de la fundación, de forma que actuaría como una sociedad interpuesta.

Uso privado de fondos públicos

La denunciante también sostiene que varios empleados que figuraban como trabajadores de la Fundación Cela, que abonaba sus salarios, “en realidad prestaban sus servicios a actividades del matrimonio Cela”.

Al respecto, la Fiscalía considera como hechos que el empleo de subvenciones de la Fundación Cela para contratar personal “era una práctica habitual en la denunciada desde hace algunos años” y “que se ha mantenido en la actualidad”.

Castaño, imputada

La denunciante relata el caso de un empleado contratado “con dinero público” por la Fundación Cela que, sin embargo, ejercía su trabajo “en el ámbito privado” en Madrid, en el domicilio de Marina Castaño.

A la vista de la documentación recabada y de las pruebas realizadas, para la Fiscalía quedan "al menos en inicio, acreditados parte de los hechos denunciados", por lo que propone judicializar las diligencias. El fiscal Álvaro García Ortiz plantea una serie de diligencias para aclarar, por ejemplo, una operación con valores por la sociedad Lengua y Literatura AIE por importe de 1,2 millones de euros y que se tome declaración "en calidad de imputados" tanto a Marina Castaño como a Tomás Cavanna.

Sin notificación

A pesar de estas informaciones, desde la Fundación Cela aseguran que, hasta la fecha, no se le ha notificado ninguna denuncia ni investigación abierta por la Fiscalía, en relación al supuesto desvío de devoluciones del IVA. Con todo, subtayan que “si hay diligencias”, ofrecerán total colaboración y transparencia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad