La familia del arquitecto Joaquín Torres irrumpe a lo grande en el negocio gallego de biocombustibles

stop

INVERSIONES

Joaquín Torres junto a uno de sus diseños

A Coruña, 02 de mayo de 2015 (00:00 CET)

Ferrol y los distintos gobiernos de la Xunta siempre tuvieron la esperanza de convertir la comarca en un polo industrial de los biocarburantes. Sin embargo, las empresas que han desembarcado en el ayuntamiento en los últimos años no han puesto nada fácil cumplir ese objetivo. A pesar de las ayudas públicas comprometidas, el balance ha sido nefasto. Biocarburantes Peninsulares cuenta con una fábrica construida en Río do Pozo que nunca inició la producción, Entaban Biocombustibles acabó liquidada, y Masol Iberia Biofuels –antes Infinita Renovables-- acaba de presentar un nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) que afecta a casi toda su plantilla.

No obstante, un nuevo actor desembarca en este escenario, interesado en el negocio ferrolano. El pasado 10 de marzo se constituyó en A Coruña, según datos del Registro Mercantil, Ferrol Biocarburantes SL, propiedad del holding madrileño Cartera Kairos, de la familia del mediático arquitecto Joaquín Torres que, a su vez, cuenta con diversos negocios en la ciudad herculina.

Ampliación de capital millonaria

Cartera Kairos no es una novel en el negocio de los biocombustibles ya que cuenta con varias empresas dedicadas al sector diseminadas por la geografía española.

Aunque la sociedad nació con un capital social de 3.000 euros, el interés del proyecto parece asegurado ya que, tan sólo dos semanas después, se firmó una ampliación de capital que elevó la cantidad hasta los seis millones de euros.

¿Aprovechará las plantas sin funcionamiento?

La nueva sociedad indica que su actividad es "la construcción y explotación de plantas de producción de biocombustibles, querosenos y derivados", además de la "construcción y explotación de instalaciones de producción de energía eléctrica". Falta por saber si la familia Torres podría aprovechar alguna de las instalaciones de las empresas de biodiésel que fracasaron en su aventura ferrolana o, por el contrario, iniciará un proyecto totalmente nuevo.

Cartera Kairos es una de las instrumentales del grupo familiar Torres, propietario de numerosas empresas en el ámbito de las energías renovables y con intereses en otros sectores, que van desde la construcción, al terreno inmobiliario o incluso la producción televisiva. La familia, además, es originaria de Galicia.

Una familia ligada a Galicia

El veterano de la saga, Juan Torres Piñón, es natural de Ferrol y pasa por ser uno de los fundadores de ACS junto con Florentino Pérez. En la actualidad, diversos medios apuntan a que, retirado de los negocios, se dedica a la colección de obras de arte. Desempeñó el cargo de presidente de Cartera Kairos hasta 2011, mientras que su mujer, Joaquina Vérez, era la consejera delegada. En ese tiempo, uno de sus hijos, Julio Torres Vérez, asumió el timón de la compañía, siendo nombrado administrador único.

Por su parte, Joaquín Torres fue consejero de la sociedad familiar también hasta 2011. Muy reconocido por su trabajo como 'arquitecto de los famosos', posee el grupo A-Cero, con más de una veintena de sociedades repartidas entre Madrid y A Coruña. Además, es administrador y socio de varias sicavs, entre ellas, Aracab Inversiones, en la que también están presentes sus hermanos Andrés, María Teresa y Julio, el administrador único del nuevo negocio de biocombustibles que desembarca en Ferrol.

El año pasado, Joaquín Torres, arquitecto de personalidades como Raúl, Cristiano Ronaldo, Penélope Cruz o el propio Amancio Ortega, liquidó la sociedad A-Cero Inmobiliaria, domiciliada en A Coruña. La firma entró en concurso de acreedores a principios de 2014, cuando acumulaba impagos por cerca de 10 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad