JoséAntonio Castro Sousa, copresidente de NH Hotel Group.

La familia Castro Sousa se suma a las fortunas gallegas que cierran sicavs

stop

Los dueños de Hesperia transforman las sicavs Inbarsave y Mersir en sociedades limitadas

en A Coruña, 11 de diciembre de 2017 (05:00 CET)

Cerca de 300 sicavs echaron el cierre durante los primeros nueve meses del año, según los datos de la patronal Inverco. La incertidumbre alrededor del futuro normativo de estos vehículos de inversión, con un posible endurecimiento de su régimen fiscal, parece estar detrás de las continuas transformaciones y liquidaciones.

Las fortunas gallegas mueven a través de sus sicavs un patrimonio próximo a los 780 millones, si se contabilizan las más conocidas. Se ha reducido de manera destacada, pues a comienzos de 2015 acariciaba los 900 millones.

Bajas y retiradas de capital

Además de algunas retiradas de fondos, como sucedió en Soandres de Sandra Ortega o en Silleiro, del matrimonio formado por Juan Carlos Rodríguez Cebrián, exvicepresidente de Inditex, y Dolores Ortega, sobrina del fundador de la multinacional textil; las bajas han influido de manera clara en este descenso.

Manuel Jove transformó las dos que manejaba, Doniños y Bourdet, en sociedades limitadas, mismo procedimiento que siguió la familia Domínguez, impulsores de Textil Lonia y Bimba y Lola, para cerrar la sicav Albero Cartera.

El hotelero Castro Sousa deja las sicavs

A estos empresarios se suma también José Antonio Castro Sousa, el hotelero gallego afincado en Barcelona. La familia propietaria de Hesperia optó también por transformar sus sicavs en sociedades limitadas.

A comienzos de año lo hizo con Mersir, con una capitalización de 7,6 millones. El 10 de enero tramitó su conversión en sociedad limitada, quedando excluida de cotización.

En junio de este año, la junta de accionistas de la otra sicav de la familia, Inbarsave, anunció que el vehículo inversor seguiría el mismo camino que Mersir y se transformaría en sociedad limitada, proceso que concluyó a finales de octubre.

Tenía una capitalización de 4,5 millones y estaba gestionada por Mediolanum. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad