Manifestación de los trabajadores de Alcoa en A Coruña / Cabalar (EFE)

La factura de Alcoa por la venta de sus plantas engorda: 220 millones

La multinacional americana reconoce que el impacto de la venta de sus plantas de A Coruña y Avilés en este 2019 ronda ya los 242 millones de euros

Alcoa ha sellado con Parter una operación atípica para vender sus plantas de A Coruña y Avilés. La multinacional americana traspasó el  pasado mes de julio de estas dos factorías al fondo suizo en un movimiento con el que, lejos de hacer caja, le ha supuesto una oleada de desembolsos, que ha arrastrado a la firma hasta números rojos.

La compañía reconoce en sus resultados del tercer trimestre que la venta de estas dos plantas le ha supuesto un impacto en sus cuentas de 242 millones de dólares (unos 220 millones de euros) en los nueve primeros meses del año. De esta cantidad, 134 millones de dólares (unos 121 millones de euros) se han concentrado entre los meses de junio y septiembre, los primeros que ya reflejan la venta al fondo Parter.

Dos años de pagos

El impacto en las cuentas de Alcoa ha venido tanto por la propia pérdida de dos de las quince fábricas con las que contaba en el mundo como de las ayudas que la multinacional americana ha comprometido a Parter para esquivar un hipotético cierre total y despido colectivo en estas instalaciones en las que trabajan casi 700 personas (370 en A Coruña y 320 en Avilés).

La compañía ha brindado a Parter apoyo financiero para que pueda hacer frente sus gastos operativos y de capital, así como para una hipotética reactivación de las series de electrolisis y la reindustrialización de la planta. 

Es por ello que Alcoa ya cifra en 37 millones de dólares (unos 34 millones de euros) los desembolsos ya realizados por esta vía tras el cierre de la venta, a los que se sumarán todavía otros 80 millones de dólares (72 millones de euros) que se irán abonando trimestralmente hasta el mes de junio del año 2021

De los avales al plan industrial

Estas ayudas allanan el camino a Parter, que rubricó la compra de las plantas de A Coruña y Avilés tras presentar a Alcoa avales por valor de 27 millones de euros. El fondo presentó a finales del mes de pasado su propuesta de plan de inversión conjunto para las dos factorías a los sindicatos .

El fondo suizo anunció en su día que destinaría un total de 10 millones de euros en inversiones para aplicar una hoja de ruta que pasa por la diversificación. En concreto, la firma contempla impulsar instalaciones para llevar a cabo el reciclaje de aluminio (cuyo consumo de electricidad es 20 veces inferior al de la producción de aluminio primario) y reactivar las cubas de electrolisis (que llevan casi un año paradas) en el caso de que el estatuto para la industria electrointensiva salga adelante y permita un abaratamiento significativo de su factura energética. 

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad