La escuela a distancia CCC es sancionada por ofrecer supuestos cursos fraudulentos

stop

La Dirección General de Consumo expedienta al centro tras la demanda presentada por el colegio de fisioterapeutas de Madrid

15 de abril de 2014 (19:11 CET)

La Dirección General de Consumo de la Comunidad de Madrid ha abierto un expediente sancionador al Centro para la Cultura y el Conocimiento, más conocido como CCC, por “supuesta infracción en materia de defensa del consumidor”.

La multa, de la que no ha trascendido el importe, llega después de que el colegio profesional de fisioterapeutas de la comunidad presentara el pasado junio una demanda contra la escuela. El secretario general del colegio, José Santos, asegura que CCC ofrece dos cursos de formación “fraudulentos” ya que los títulos no están homologados en España.

1.500 euros por formación

Los cursos en cuestión son el de auxiliar de rehabilitación a distancia y el de quiromasaje. “Los alumnos han pagado unos 1.500 euros por un papel que no sirve para nada”, sostiene Santos.

La institución mantiene que dicha titulación no está recogida en la ley de ordenación de profesiones sanitarias. Por ello, los alumnos no podrán realizar tratamientos preventivos, paliativos ni curativos a un paciente. Santos no puede cifrar el número de afectados, pero insta a los alumnos a reclamar el dinero “ya que se trata de un fraude”.

La réplica de CCC

La directora pedagógica de CCC, Rosa Iglesias, explica que han puesto en manos de su abogado el aviso de sanción. Iglesias defiende que con estos cursos “minoritarios” tan sólo se obtiene diplomas que acreditan una formación complementaria. “No decimos que una persona pueda trabajar de ello ni que puedan montar un negocio”.

Aunque en la web de la escuela aún se puede leer: “En CCC te ofrecemos nuestros cursos sanitarios y de medicinas complementarias y los cursos deportivos para que tu vocación se convierta en trabajo seguro ya que hay una creciente demanda de profesionales cualificados”.

Posible denuncia ante los tribunales

Este no es el primer caso al que se enfrenta el colegio profesional de fisioterapeutas de Madrid. La institución madrileña ha plantado cara a otros tres o cuatro centros formativos. Colegios a distancia que, pese a los expedientes, siguen ofreciendo los cursos solo que con otro nombre, según Santos. “A veces, les compensa pagar la sanción y seguir ofreciéndolo tras cambiarle la denominación”.

Por ello, la institución colegial estudia dar un paso más y llevar este tipo de títulos no homologados ante la justicia española. “Nos lo planteamos para que se puedan cerrar este tipo de cursos y no se siga ofreciendo una actividad ilícita”. En caso de que la reclamación llegue a los tribunales, Iglesias asegura que CCC retiraría los cursos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad