La Empresa Municipal de Vivienda de A Coruña entra en pérdidas y encara una reestructuración

stop

Gestionada por el director de Emalcsa, la firma, con las cuentas sin auditar, se sitúa en quiebra técnica y con fondos propios negativos

Sede de Emalcsa en A Coruña

en A Coruña, 25 de julio de 2016 (20:40 CET)

Año de mudanza. El 2015 fue un ejercicio de cambios para la Empresa Municipal de Vivienda, Servicios y Actividades de A Coruña, más conocida como Emvsa. Y no fue un año positivo, a decir por sus resultados. La empresa municipal vio cómo cambiaba de inquilino María Pita, con la llegada en mayo de Xulio Ferreiro, y los números han tornado del negro al rojo. 

Así, las cuentas de la Empresa Municipal de Vivienda correspondientes al 2015 presentan unas pérdidas de 193.129 euros, cuando un año antes, al cierre de 2014, último ejercicio completo de Carlos Negreira en María Pita, los beneficios netos se situaban en 84.900 euros. 

Quiebra técnica

La Empresa Municipal de Vivienda, con fuertes vínculos y gestionada directamente por Jaime Castiñeira, el director general de Emalcsa, presenta algunos otros síntomas de debilidad financiera. Hasta tal punto que se encuentra en quiebra técnica debido a las pérdidas de ejercicios anteriores acumuladas. Esta situación no es nueva. Ya lo estaba en 2014. Sin embargo, los fondos propios (capital más reservas) negativos se han incrementado. 

Los fondos propios de la empresa pública de vivienda se situaban al cierre de 2015 en 356.800 euros en negativo, frente a los 163.700 euros negativos de un año antes. Las pérdidas de ejercicios anteriores que tuvo que imputar al balance la compañía ascendieron a 537.000 euros, lo que condiciona sin duda su actividad. 

Reestructuración

Los propios gestores de la compañía así lo apuntan en la memoria de Emvsa, que presenta sus cuentas sin auditar. Y explican que "se considera la posibilidad de una operación de reestructuración empresarial que ante las difíciles condiciones económicas actuales permita ahorros y sinergias que generen unas condiciones más adecuadas para llevar a cabo nuevos proyectos y la consolidación de servicios ya existentes". 

"La situación económica actual", razonan en la memoria, "y las dificultades de acceso a la financiación generan incertidumbres sobre el desarrollo de aquellos proyectos vinculados con la actividad inmobiliaria en general, si bien, en Emvsa esta está orientada a la construcción de infraestructuras u obra civil, tales como los aparcamientos públicos de financiación mixta que facilitan su viabilidad". 

Una herramienta para todo

Emvsa es una suerte de cajón de sastre, por sus múltiples actividades, que utiliza el propio Ayuntamiento de A Coruña. Una especie de herramienta para todo. Constituida en 2005, en la actualidad la actividad de la empresa está orientada a una diversidad de actividades, entre ellas la construcción y explotación de aparcamientos en régimen de concesión, alquiler o rotación en diversas zonas de la ciudad (Matogrande, Sagrada Familia, Plaza de las Conchiñas, o la Avenida del Pasaje-Centro Oncológico de Galicia), el servicio municipal de alquiler de bicicletas, la colaboración con el Ayuntamiento de A Coruña en la gestión de los procedimientos sancionadores por infracciones de tráfico o la construcción de edificios deportivos en los barrios de Matogrande y del Castrillón. 

La deuda de la compañía con entidades financieras, principalmente Abanca, se sitúa en 4,3 millones de euros, pero se va prácticamente a los siete millones si se tienen en cuenta los créditos concedidos por Emalcsa, la empresa municipal de aguas, para garantizar su operativa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad