La empresa del presidente del Deportivo vale tanto como San José en bolsa

stop

Apenas dos millones separan a la constructora de Jacinto Rey de Altia, que está a punto de convertirse en la tercera empresa gallega por capitalización bursátil

Los presidentes de San José y Altia, Jacinto Rey y Tino Fernández

21 de agosto de 2014 (22:16 CET)

No pasa el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) por su mejor momento ni es la crisis económica el escenario idóneo para que una empresa despegue, pero la que capitanea el presidente del Deportivo, Tino Fernández, ha roto la lógica. El comportamiento que mostró en época de vacas flacas, elevando sus beneficios un 189% desde 2011 y multiplicando por dos su facturación, han sido suficientes para despertar la confianza de los inversores. Este jueves, 40 días después del crack de Gowex, los títulos de la consultora tecnológica cerraron sesión a 7,8 euros. Con este valor, su capitalización bursátil asciende a 53,7 millones.

Le sirve este resultado para superar ampliamente a Adolfo Domínguez, que está reconstruyendo su negocio después del fuerte impacto que tuvo en su balance la caída del consumo, sobre todo, en el mercado español. La textil alcanzaba un valor en bolsa de 46,3 millones a cierre de sesión este jueves. Pero lo más sorprendente es que incluso la constructora San José está a punto de ser rebasada por la compañía con sede en As Xubias.

Dos historias diferentes

Los títulos de la compañía que preside Jacinto Rey están por los suelos. Cotizaban este jueves a 0,85 euros, casi en su valor mínimo desde que la constructora se estrenara en el parqué. Su capitalización bursátil se situaba en los 55,9 millones, solo 2,2 millones por encima de Altia.

El mercado continuo tiene casi un carácter simbólico para San José. Llegó a él tras adquirir la inmobiliaria vallisoletana Parquesol, endeudarse hasta las cejas y toparse con la crisis del ladrillo en frente. Ahora tiene que negociar con la banca la refinanciación de aquella apuesta al no poder cumplir los pagos y la división inmobiliaria arrastra al grupo hacia los números rojos. Si el pacto con la banca fructifica, quizá los títulos vuelvan a revalorizarse.

La tercera gallega

Pero mientras tanto, Altia, a mucha distancia de la cifra de negocio de la constructora que edifica el Louvre de Abu Dhabi, está a punto de convertirse en la tercera empresa gallega por capitalización bursátil. Se quedará por detrás de Inditex y de Zeltia, que juegan en otra liga.

Pescanova sigue con las acciones suspendidas tras el largo y tormentoso concurso de acreedores y las otras gallegas del MAB están muy lejos de las cifras de Altia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad