La elecciones de la patronal coronan a Dieter... y a Fontenla

stop

Los empresarios de A Coruña votan en masa al nuevo presidente, mientras Pérez Canal no logra todos los votos de Ourense; Dieter se enfrenta al reto de unir una Confederación de Empresarios dividida

Antonio Dieter Moure y José Manuel Pérez Canal / Óscar Corral (EFE)

en A Coruña, 15 de enero de 2016 (23:31 CET)

Ganó Antonio Dieter Moure, nuevo presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia. Se impuso por un margen estrechísimo, diez votos, a José Manuel Pérez Canal, presidente de la Confederación de Empresarios de Ourense y, por tanto, vicepresidente de la patronal gallega, con sillón en el comité ejecutivo y la junta directiva al lado de Dieter.

El otro ganador es Antonio Fontenla, presidente de los empresarios coruñeses que había apoyado entre bastidores la candidatura del profesor ourensano y, aunque dio publicamente libertad a los asociados para apoyar a quien considerasen, se presentó en las elecciones con un buen puñado de votos delegados que acabaron en la saca de Dieter. A Coruña votó en masa al ganador, que fue respaldado también por asociaciones sectoriales que habían mantenido en secreto y sin delegar su voto.

Pérez Canal perdió en A Coruña... y en casa

A Pérez Canal, sin embargo, se le escaparon algunas papeletas en su propia casa. Unos seis votos ourensanos fueron a parar a Dieter y por ahí comenzaron a escaparse las posibilidades del gerente de Aceites Abril.

Las ajustadas elecciones dieron paso a una propuesta de paz, con matices, del candidato derrotado, que se comprometió ante los medios a no ejercer la oposición interna en la patronal. "Creo que tiene una tarea muy dura y digamos que en ese sentido somos diferentes", dijo, aludiendo a que Dieter sí que hizo oposición interna a su gobierno en la Confederación de Empresarios de Ourense.

Pérez Canal dio a entender que algunas sectoriales de A Coruña ya habían delegado el voto en Antonio Fontenla –-otra vez Fontenla-- mucho antes de conocer quienes serían los candidatos a presidir la patronal. "No las conocía a muchas" y cuando fue a pedirles el voto ya lo habían delegado "hace tiempo", explicó.

"El candidato Fontenla"

La demostración de fuerza del empresario coruñés no fue la única clave. También el papel de sectoriales de Pontevedra que habían apostado por romper con la dirección de la anterior etapa, con José Manuel Fernández Alvariño al frente, y entendían que Pérez Canal había estado alineado con el empresario vigués a pesar de no aprobar los presupuestos o de las "autocontrataciones".

En última instancia, las elecciones también fueron una batalla enter Alvariño y Fontenla. Una más.

Sea como fuere y a pesar de la oferta de paz, el riesgo de división sigue muy presente en la CEG. Lo advirtió el secretario general de la Confederación de Empresarios de Lugo (CEL), Jaime Luis López Vázquez, el resultado deja una patronal "muy dividida" y una "situación complicada" para el candidato.

López tiró de ironía al máximo. "Vuelve a ganar el candidato de A Coruña y de una serie de organizaciones sectoriales que no están integradas en las confederaciones provinciales". "Tenemos que felicitar al candidato Antonio Fontenla". "Se ha hurtado al empresariado gallego por una delegación de voto masivo de la provincia de A Coruña apoyando a una candidatura que ni siquiera es de A Coruña". Se despachó a gusto quien había estado en la misma trinchera que el presidente de los empresarios coruñeses en su oposición a Alvariño.

El gran reto

Fontenla se sentará en los órganos de dirección con Dieter como vicepresidente de la patronal. Y allí estarán también el propio Jaime Luis López Vázquez y Pérez Canal, junto a Jorge Cebreiros, que fue de lo más elegante en su valoración de los resultados y ofreció colaboración "absoluta" con el ganador para buscar la unidad y aprobar las cuentas, razón primigenia de por qué se celebraron estas elecciones.

"Creo que los cuatro vicepresidentes van a poner todos los medios para que esto --ocurra--. Algunos llevamos mucho tiempo tratando que esto ocurra, y que no se bloqueen cuentas, y que no se bloqueen presupuestos. Algunos llevamos en el equipo de Alvariño más de dos años y medio tratando que esto no pasara. Ahora tenemos la oportunidad de que no pase", dijo el presidente de los empresrios de Pontevedra.

Porque en la Confederación de Empresarios hay más almas que en Podemos. Las personas que apoyaron a Alvariño, las sectoriales que se unieron contra el anterior presidente, las patronales de Ourense y Lugo que respaldaron a Pérez Canal y el movimiento de Antonio Fontenla, que va por libre, apoyando a Antonio Dieter Moure.

Sobre esa amalgama, el nuevo presidente se enfrenta al reto de construir una CEG estable, de aprobar con urgencia cuentas y presupuestos, refinanciar la deuda y recortar algunos salarios excelsos de la patronal sin adelagazarla tanto como para que quede vacía de contenido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad