José Miguel García, el consejero delegado de Euskaltel, la dueña de R Cable

La dueña de R cambia el rumbo y ahora apuesta por “fortalecer” Galicia

Euskaltel inicia un plan de expansión que pasa, a corto plazo, por apuntalarse en los territorios donde ya está implantada en el norte de España

Euskaltel, la dueña de la compañía gallega de cable R, afrontará el próximo año su expansión por toda España. Asegura que llegará al 100% del territorio, con una filosofía de competir "de tú a tú” con las grandes operadoras del sector. Para ello espera cerrar pronto el acuerdo para el uso de la marca Virgin.

Tras renovar su acuerdo con Orange para utilizar sus redes de telefonía fija y móvil en su expansión al resto de España y anunciar este lunes un pacto con Telefónica limitado a Asturias, fuentes de la operadora han detallado que la expansión se producirá con un modelo de "coste variable", es decir, sin incurrir en grandes inversiones ni gastos fijos.

Expansión en el norte

Estas fuentes han remarcado que el primer objetivo a corto plazo de la compañía es fortalecer los territorios en los que está implantada -el norte de España- y a lo largo del año que viene afrontar la expansión al resto del Estado con la idea de un "crecimiento sostenido". Entre los territorios en donde está implantada se encuentra Galicia, donde, no obstante, ha vivido numerosos conflictos en los últimos tiempos derivado de la posibilidad de una deslocalización de los servicios de la operadora de cable.

La primera fase de la expansión por toda España se centrará en la comercialización de las ofertas de Euskaltel, usando la red de fibra Orange. Será una oferta convergente, es decir, con todo -telefonía, internet y televisión-.

De momento, sin venta de red

El modelo de coste variable -la firma vasca pagará por el uso de la red, de manera que cuanto más venda, más pagará- supone un riesgo menor, aunque también menos beneficios. Euskaltel tiene actualmente un Ebitda de un 50% sobre sus ingresos, y según estas fuentes su objetivo inicial en su expansión es lograr un 25% de Ebitda sobre ingresos, inferior al tener que pagar alquiler.

Este modelo de coste variable enfría las expectativas de vender la red propia de fibra de Euskaltel. Según estas fuentes, será pasados dos o tres años de iniciada la expansión, "si tiene éxito, como pensamos", cuando la compañía se planteará inversiones para comprar red allí donde esté mejor implantada, y será entonces cuando decida cómo financiar estas futuras compras.

Alternativa en tres años

Así, dentro de dos o tres años, podría desgajar la red propia de fibra que posee para obtener ingresos con los que financiar estas inversiones, pero es una de las alternativas y se decidirá dentro de unos años.

No está cerrado el acuerdo con Virgin para usar la marca británica en la expansión en España, aunque las mismas fuentes han admitido que, "por coste y por rapidez, es la marca que encaja". El fondo de inversión inglés Zegona, que asumió la dirección de Euskaltel, es también accionista de Virgin.

La alternativa, desarrollar una marca propia, es más larga y costosa. Euskaltel seguirá siendo la marca en el País Vasco y Navarra, -y R y Telecable en Galicia y Asturias, respectivamente-.

La expansión se hará "cuanto antes", pero sin fechas concretas. Primero debe presentar el plan de negocio, que debe ser aprobado por el consejo y una junta de accionistas, que la firma vasca suele celebrar en abril.

 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad