La dueña de la Autopista del Atlántico reduce pérdidas pero dispara su deuda

stop

Itínere, que firmó en 2014 unos números rojos de 51 millones de euros, eleva su endeudamiento bruto hasta los 3.122 millones

Puesto de peaje en la AP-9

en A Coruña, 28 de julio de 2015 (21:01 CET)

La deuda se come la cuenta de resultados de Itínere. El grupo propietario de la Autopista del Atlántico y de Autoestradas de Galicia (A Coruña-Carballo y Puxeiros-Val Miñor) logró el año pasado un beneficio de explotación de 54,2 millones de euros, tres millones más que el obtenido un año antes. Sin embargo, el resultado financiero en el año en que refinanció su deuda con un crédito sindicado, que arroja unos números rojos de 146,5 millones, hace que el resultado neto de la compañía presente unas pérdidas de 50,9 millones, sensiblemente inferiores a los números rojos de 76,3 millones de 2013. 

El pasivo financiero no corriente, que se lleva el grueso de su deuda bancaria, se disparó hasta los 2.986 millones, casi 600 millones más que en 2013, fruto de ese acuerdo de refinanciación. La cifra de negocio consolidada de la compañía propietaria de Autopistas del Atlántico SA se sitúo en 249 millones de euros, un 1,5% más que la registrada un año antes, en 2013. Este incremento lo achacan los gestores de la sociedad a la recuperación de los tráficos, sin citar el incremento en los peajes

Gestión de la deuda

El ebitda consolidado (resultado antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) en 2014, se alcanzó los 191,9 millones, lo que representa un margen del 77% sobre la cifra de negocio. La deuda financiera bruta de la compañía al cierre del ejercicio era de 3.122 millones de euros. De ellos, la deuda financiera neta alcanzaba los 2.738 millones. Este importe es similar a la inversión neta en acuerdos concesionales del grupo.

Los gestores de Itínere se detienen a explicar con detenimiento la gestión de la deuda. Y aquí es donde entran en juego sus concesiones gallegas. Así, tras la operación de refinanciación de la deuda de Itínere, con la novación de un préstamo sindicado por importe de 630 millones cuya duración se extiende hasta octubre de 2018, el 97% de la deuda del grupo es a largo plazo.

Emisiones de Audasa

Los vencimientos de deuda del grupo para este año ascienden a 64,7 millones de euros, de los que 63,5 corresponden a una emisión de obligaciones de Audasa y otros 1,25 millones a Autoestradas de Galicia. Los gestores de Itínere estiman que el vencimiento de la deuda de Audasa será refinanciado a lo largo de este año. Y se apoyan, en este sentido, en que la concesionaria de la AP-9 dispone de un saldo de tesorería de 262,5 millones. 

A 31 de diciembre de 2014 Itínere participaba en un total de seis concesiones de autopistas, todas ellas en explotación, que suman 609 kilómetros. El año pasado Itínere puso fin a su aventura chilena, mediante la liquidación del holding Itínere Chile, así como a través de la venta de otras filiales constituidas en 2013.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad