José Luis Ábalos, ministro de Fomento. EFE

La dueña de la AP-9 comienza a devolver autopistas al Estado

stop

La autopista entre Burgos y Armiñón que gestiona Itínere, propietaria de Audasa, finaliza su concesión el 30 de noviembre y revertirá al Estado

en A Coruña, 25 de octubre de 2018 (06:00 CET)

Las autopistas de Itínere, la dueña de la AP-9, comienzan un singular camino de vuelta. Se trata de su reversión al Estado tras la conclusión de sus períodos concesionales. No será el caso de la vía gallega, cuya prórroga extendió el Gobierno de Aznar hasta el 2048, aunque el debate sobre su transferencia está más vivo que nunca.

El próximo 30 de noviembre concluye el contrato de concesión de la autopista AP-1 entre Burgos y el municipio alavés de Armiñón. Itínere, que a su vez está envuelta en un tortuoso proceso de venta, ha presentado un expediente de regulación de empleo (ERE) para toda la plantilla, de 111 trabajadores, de la autopista AP-1 ante la conclusión del contrato de concesión.

Itínere, a través de Europistas, filial titular de la concesión de la autopista Burgos-Armiñón, ha planteado ya formalmente a los sindicatos la extinción de los contratos y ha abierto el preceptivo periodo de consultas, según ha avanzado UGT.

Lío en ciernes

El ajuste se plantea a pesar de que el Ministerio de Fomento aseguró que la reversión al Estado de las autopistas que venzan su plazo de concesión no supondría pérdidas de empleo, dado que sus trabajadores se subrogarán en los nuevos contratos de conservación que se establezcan para mantener las vías.

No obstante, en este caso, según UGT, Fomento no ha abordado el concurso público para seleccionar una empresa que se encargue de mantener la AP-1 una vez que un mes se integre en la red estatal. En fuentes de la empresa concesionaria se limitaron a confirmar la presentación del ERE.

Las promesas de Fomento

"La situación generada es un auténtico despropósito, no sólo para los trabajadores, sino también para el conjunto de los usuarios de la autopista, dado que aún no se sabe ni cómo ni quién va a hacerse cargo de la conservación y la seguridad de la autopista, ni de su viabilidad invernal", ha denunciado el sindicato.

En su primera intervención en el Congreso, el titular de Fomento, José Luis Ábalos, indicó que, ante la reversión de las autopistas, el Ministerio de Fomento realizaría una due dilligence, un estudio previo sobre el estado de la infraestructura, con el fin de determinar las actuaciones que debe llevar a cabo la concesionaria para asegurar que se entrega en un adecuado estado y, posteriormente, articularía el correspondiente contrato de conservación integral de la vía.

Por todo ello, la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT ha convocado a los trabajadores de la autopista a secundar un calendario de paros parciales todos los viernes y domingos el del próximo mes de noviembre, el último del contrato de concesión de la vía.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad