Fábrica de Cementos Cosmos en Oural (Lugo)

La dueña de Cosmos y Noroeste mueve 220 millones de Vigo a Luxemburgo

Votorantim, que controla Cementos Cosmos y Corporación Noroeste, traslada a Luxemburgo su multimillonario negocio latinoamericano, que controlaba desde Vigo

Operación financiera de alcance por parte de la dueña de Cosmos y Corporación Noroeste.  El grupo brasileño Votorantim, que se hizo con las históricas cementeras gallegas a través de un canje de activos con la portuguesa Cimpor, y que controla gran parte de su negocio internacional desde Vigo, mueve su dinero. Y lo hace desde Galicia en dirección a Luxemburgo, plaza financiera opaca por excelencia dentro de la Unión Europea.

Votorantim Cimentos EAA Inversiones, que es el holding gallego del grupo brasileño, acaba de escindir su negocio lationamericano que dependía de Vigo. Lo ha hecho en varias fases, pero con movimientos nítidos, según se desprende de las notificaciones realizadas al Registro Mercantil. Primero, la creación de una filial, con la inmediata escisión parcial del patrimonio de la matriz mediante una reducción de capital, de la que es beneficiaria la nueva sociedad. Después, esta misma semana, el depósito en el propio registro del proyecto de traslado al extranjero de esa filial. En total, la operación se salda con un movimiento de 223 millones de euros, que es el dinero en que la matriz rebaja su capital en beneficio de la filial, que pone rumbo a Luxemburgo. Y todo, desde Vigo.

La nueva Votorantim Cimentos Latam

El movimiento realizado por Votorantim representa multiplicar por tres el importe de toda la inversión extranjera que llega a Galicia en un año como 2018, último con datos disponibles, cuando la economía gallega recibió del exterior 65,5 millones. Votorantim Cimentos EAA Inversiones procedió a realizar el anuncio de escisión parcial el pasado mes de octubre. Lo hacía hacia una filial que todavía estaba en fase de constitución, que era Votorantim Cimentos Latam, una sociedad limitada que acabaría domiciliada en Vigo, donde se encuentra gran parte de la estructura societaria del grupo en España.

La matriz anunciaba la escisión parcial con el traspaso de parte de su patrimonio hacia la nueva compañía, que sería beneficiaria de una reducción de capital acometida por Votorantim Cimentos EAA Inversiones por importe de 223,5 millones de euros. La operación se realizaba mediante la amortización de  223,5 millones de  participaciones sociales, quedando el capital social de la matriz fijado en 275,4 millones de euros.

El papel de Luxemburgo

Votorantim Cimentos Latam nacía como sociedad limitada con un capital de apenas 12.000 euros, y con domicilio en la calle Brasil 56, en Vigo, sede del grupo Votorantim. Cuando se constituyó, se acompañó la escritura de una declaración de unipersonalidad, pasando a ser su socio único Votorantim Cimentos Internacionales, la matriz de todo el grupo en Luxemburgo, que depende directamente de Brasil.

Además del propietario luxemburgués del negocio hasta ahora en Galicia, esta misma semana el grupo brasileño ha optado por depositar el proyecto de traslado al extranjero de esa misma filial. De la viguesa calle Brasil al 35 Avenue J.F. Kennedy, L-1855, de Luxemburgo, donde estará a partir de ahora su domicilio social.

El negocio de Latinoamérica

Votorantim Cimentos comenzó sus operaciones en España en el año 2012 con la incorporación de Corporación Noroeste a sus activos. La sede central está en Vigo y en Madrid se encuentra el centro corporativo desde el que se dirigen todas las operaciones en Europa, Latinoamérica, África y Asia. La compañía cuenta además con cuatro fábricas de cemento, repartidas por Oural (Lugo), Toral de los Vados (León), Córdoba y Huelva, así como explotaciones de áridos, ubicadas en Galicia, Andalucía, Canarias, Castilla y León, Extremadura.

El negocio latinoamericano que dependía hasta ahora del holding de Vigo se repartía entre países como Argentina, Bolivia, Uruguay y Perú a través de una decena de sociedades filiales. Votorantim, y su antecesor, la portuguesa Cimpor, se encontraban entre los grupos que se acogieron en su día al régimen fiscal de Empresas Tenedoras de Valores Extranjeros (ETVE), creado por el ministro Cristóbal Montoro para competir con plazas de fiscalidad blanda dentro de Europa, como Holanda e Irlanda.

Un artículo de X.R.M.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad