La dirección y los sindicatos de Begano creen que la factoría se salvará del cierre

stop

La embotelladora única de Coca-Cola no ha dado el nombre de los cuatro centros de los que prevé deshacerse

Fábrica de Begano en A Coruña

10 de diciembre de 2013 (23:21 CET)

El anuncio cayó como una maza sobre la plantilla de la antigua Begano, la embotelladora de Coca-Cola de A Coruña. La unificación de las plantas españolas, que se cerró el pasado febrero, ha propiciado la puesta en marcha de un plan de reestructuración que prevé el despido de 1.200 trabajadores. Una medida que implicará el cierre de cuatro de las 11 plantas existentes.

No obstante, en la fábrica coruñesa hay esperanza. Fuentes sindicales indican que la dirección les ha trasladado que la factoría tiene “un 90%” de posibilidades de no estar entre las elegidas para el cierre. “De momento, no nos han dicho nada más, ni ha trascendido el nombre de las plantas que pueden estar en riesgo”, explican.

Convenio colectivo


Los trabajadores recuerdan que hace menos de una semana que la embotelladora coruñesa llegó a un acuerdo con la dirección del centro para aprobar el convenio colectivo para los próximos tres años, algo que les hace pensar que hay voluntad de que la antigua Begano permanezca. La factoría además, presenta mejores ratios de productividad que otras de las plantas de la zona noroeste, como Asturias.

La intención de la nueva Coca-Cola Iberian Partners, la empresa resultado de la fusión de las siete grandes embotelladoras españolas es “reducir costes” y ganar en competitividad. La mesa de negociación se constituirá a mediados del próximo enero para pactar la reducción de plantilla de forma negociada. Además, de los despidos, se barajan planes de prejubilaciones, bajas incentivadas y traslados.

En la actualidad, la plantilla de Begano ronda los 350 empleados. En la factoría coruñesa hay cerca de 275, aunque la compañía también cuenta con seis delegaciones repartidas en la comunidad.

Cambios en la dirección


Desde la fusión de las embotelladoras españolas, la fábrica de Coca-Cola de A Coruña ha experimentado varios cambios. Los sindicatos reconocen que el actual director general de Begano, Antonio Couceiro, ya les indicó hace meses que su puesto tiene “fecha de caducidad”. Creen que podría abandonar su cargo durante el primer trimestre del año próximo.

No obstante, el que fue conselleiro de Industria con Manuel Fraga sigue al frente del centro en todas sus funciones. De hecho, ha participado en las negociaciones del convenio.

Las intenciones de Coca-Cola Iberian Partners pasan porque el grupo cuente con un único director general, que estará establecido en Madrid. Algo, que ocurrirá cuando se haya cerrado todo el proceso de integración.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad