Ángel Jove preside el grupo Anjoca, que tiene su sede en A Coruña

Ángel Jove da paso a la tercera generación en el consejo de Anjoca

Jorge Jove Esmorís, nieto del presidente del grupo inmobiliario, entra a formar parte del órgano de dirección de la firma coruñesa

Con permiso de los Ortega y los Rivera, si en A Coruña existe una familia ligada al mundo de la empresa y la inversión de capital esa es la de los Jove. Liderada históricamente por los hermanos Manuel y Ángel, al frente del gigante Inveravante y la inmobiliaria Anjoca respectivamente, los Jove siguen sumando activos a su saga. Según revela el Registro Mercantil, Jorge Jove Esmorís, hijo del fallecido Jorge Jove y nieto del presidente del grupo Anjoca, acaba de entrar a formar parte del consejo de administración de la compañía coruñesa.

De esa forma, y tal como confirman distintas fuentes empresariales, el consejo de administración de Anjoca reúne ya a tres generaciones de una de las estirpes empresariales más conocidas de Galicia,con presencia en la lista Forbes incluida.

La vuelta de Ángel Jove hijo

Anjoca está presidida por Ángel Jove Capellán y en su consejo de administración figura también con el cargo de consejero su hijo Ángel Jove González. Este, tras años alejado, regresó al negocio familiar en 2016, cuando tomó posesión de distintos cargos tanto en el grupo inmobiliario como en otro de sus brazos inversores, Ábaco Patrimonial. Jorge Jove Esmorís, nieto de Jove Capellán y sobrino de Jove González releva ahora como consejero a Belén Esmorís, su madre y la viuda de Jorge Jove, primogénito del conocido empresario que falleció de forma repentina a finales de los años noventa.

Para muchos, la llegada de Jove Esmorís al consejo de administración de Anjoca tiene un especial simbolismo, en primer lugar por tratarse del hijo del fallecido Jorge Jove y, en segundo lugar, porque garantiza la continuidad de una nueva generación de la familia al frente del negocio.

Beneficios al alza

El grupo Anjoca cerró el ejercicio pasado con un resultado de explotación de 34,1 millones de euros, casi un 50% más que en 2017. La cifra de negocio se elevó hasta los 145,4 millones, un 6,7% por encima de la obtenida un año antes. La actividad de la firma pivota principalmente sobre dos áreas, la promoción de viviendas y la explotación de su patrimonio. En los últimos años, la división hotelera ha ido comiendo terreno al ladrillo, sumando unos ingresos en 2018 por valor de 110 millones de euros. 

Un artículo de C. Díaz Pardo

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad