La devolución del 'tax lease' planea sobre Inditex, NCG, Gallego y Pastor

stop

La advertencia de la UE de que el reembolso de las bonificaciones fiscales afectará a los inversores también toca a grupos como Cortizo, Freire y Barreras

Operarios del naval en Vigo trabajan en la construcción de un barco / EFE

04 de junio de 2013 (19:24 CET)

Es una cuenta atrás perversa. La dura advertencia del vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, al asegurar que la devolución del dinero destinado a las estructuras fiscales de tax lease recaerá sobre inversores y banca financiadora, en beneficio de los astilleros, puede sacudir el entorno empresarial gallego si se hace realmente efectiva su retroactividad. Aunque desde los constructores navales ya han mostrado su perplejidad y crítica a las palabras del comisario, por no ser verosímiles, dicen, de activarse la devolución de los beneficios fiscales para inversores y bancos, la medida tocaría de lleno a grupos como Inditex, Cortizo y Megasa, e inversores como José Alberto Barreras, así como a la práctica totalidad de las entidades financieras gallegas: NCG, Banco Gallego y Banco Pastor. Todos ellos formaron parte, de una u otra forma, en la creación de Agrupaciones de Interés Económico (AIE) durante la década de 2000 para beneficiarse de la tax lease.

Almunia anunció esta semana que la decisión final sobre el expediente del sistema de bonificaciones fiscales del naval, suspendido hace casi dos años, se tomará "probablemente este junio" y que serían inversores y entidades financieras los que tendrían que asumir un hipotético reembolso de las ayudas, no los astilleros. Si se consuma el anuncio, que se aplica sobre las bonificaciones recibidas en los últimos años, el golpe pasará del sector de la construcción naval a las grandes fortunas gallegas. Por ejemplo, Inditex.

Las navieras de Zara


Por el alto volumen de recursos necesario para la construcción de buques, la participación de grandes empresas en AIE --que fueron creadas en los últimos 10 años-- tiene en la matriz de Zara a uno de sus pioneros en Galicia. De la mano del Banco Santander y de Ferrovial, la compañía que preside Amancio Ortega participó en la creación de hasta nueve navieras, en las que tomó hasta un 49% del capital en cada una de ellas. Las firmas de Inditex, con domicilio social en Las Palmas, llegaron a contar con unos activos conjuntos de 566 millones de euros, de acuerdo con las memorias de la compañía textil.

Desde 2011, con el fin del tax lease, la compañía procedió a liquidar ocho agrupaciones de interés económico  en las que la participaba, aunque la retroactividad en la supresión de las bonificaciones que impulsa Bruselas abre muchas incógnitas. Las últimas fueron disueltas en agosto del año pasado: Naviera Berlín, Naviera Convadonga, Naviera del Guadiana y Naviera Venus.

Las apuestas de Cortizo

Pero no sólo la empresa de Amancio Ortega abarataba su factura fiscal mediante estas inversiones. Empresas como el Grupo Cortizo, con sede en Padrón, han constituido en los últimos años otras navieras (Elio, Antares, Amerindia, Hydra, Tesauro, Fanjul y Luca) con similar forma jurídica. Según el Registro Mercantil, una de las grandes filiales del grupo presidido por José Manuel Cortizo, Aluminios Cortizo, ha tomado el 50% de cada una de las sociedades, todas ellas domiciliadas en Las Palmas.

El otro accionista significativo también es el Banco Santander, especializado en este tipo de operaciones a través de su filial Santander Investment. En este caso, las agrupaciones tienen un capital social conjunto de 11,6 millones de euros.

Reordenación en NCG


En las últimas semanas de 2012, NCG procedió a domiciliar en su sede operativa de García Barbón, en Vigo, la pléyade de Agrupaciones de Interés Económico constituidas en su día para financiar la construcción de grandes buques al abrigo de las exenciones fiscales. Lo hizo justo unas semanas después de que el Gobierno hubiera recibido el ok para adaptar las bonificaciones fiscales que ahora Bruselas reformula con el fin de que este peculiar sistema tenga visos de legalidad y no se considere ayuda de estado. 

Así, NCG procedió a trasladar a Vigo el domicilio de hasta una docena de navieras repartidas entre Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas. Se trata de las firmas Naviera Aldán AIE, Naviera Cabo Udra, Naviera Bobia, San Roque, Cabo Estay, Beluso, San Simón, Cruces, Malpica, Olimpia, Area Brava, entre otras agrupaciones de interés económico, cuya sede fiscal estaba desde su constitución en Canarias para acogerse, a mayores, a determinados beneficios derivados de la insularidad de dicha comunidad autónoma. El grueso de estas firmas había sido puesto en marcha en su día por Caixanova, años antes de su fusión con Caixa Galicia

El Gallego y el Pastor

Fue precisamente la caja viguesa, y posteriormente su participada Banco Gallego, las primeras entidades financieras autóctonas en abordar este tipo de inversiones. Ambas participaron con porcentajes significativos, que oscilan entre el 10% y el 35% del capital, en distintas AIE como Toralla, Santa Tecla, Carnota, Dafne, Barallobre, Sisargas, Silleiro, Paola y Eido do Mar, todas ellas domiciliadas en Santa Cruz de Tenerife.

Durante 2007 el Banco Pastor procedió a crear siete navieras bajo esta fórmula jurídica, en cuyo capital participa la propia entidad y también diversos socios. La construcción de gaseros y remolcadores, y también de buques de pequeño y mediado tonelaje, realizada en astilleros gallegos como Barreras, entre otros, era el destinatario final de estas inversiones, que se canalizaban en régimen de arrendamiento financiero también para grandes compañías, como es el caso de Transmediterránea.

Otros inversores

El volumen de recursos gestionado sólo por el Pastor a través de las Agrupaciones de Interés Económico creadas en 2007 se acercaba a los 60 millones de euros, muy por encima de su participación en el capital social de cada una de las navieras.

José Alberto Barreras (Naviera Ordunte AIE, domiciliada en Las Palmas) y los propietarios de Megasa también conocen bien este negocio, que les llevó a tener bases imponibles negativas para ahorrarse el Impuesto de Sociedadades. Los Freire tienen tres navieras: Naviera Auriga, Naviera Corcubión y Naviera Luarca.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad