La deuda de Delfos supera los siete millones

stop

CONCURSOS DE ACREEDORES

06 de mayo de 2011 (17:22 CET)

Una deuda de más siete millones de euros podría haber forzado la suspensión de pagos solicitada por el Centro Médico Delfos el jueves. La empresa se ha negado a detallar estas magnitudes económicas y aún no ha oficializado sus registros contables del ejercicio 2010. Sólo reconoce que el año pasado facturó 25,5 millones.

Sin embargo, el pasivo de la clínica barcelonesa superaría los siete millones de euros según las proyecciones realizadas por un panel de expertos a partir de los datos depositados en el Registro Mercantil y consultados por Economía Digital.

En el último ejercicio disponible (2009), la deuda acumulada por Delfos asciende a más de 4,6 millones en compromisos de pago a corto plazo y más de 2,2 en el largo. En 2009, el volumen de ingresos alcanzó los 18 millones tras incrementarse esta variable el 6,5% respecto a 2008, cuando facturó 16,9 millones. La situación de insolvencia se debería a las dificultades para financiar el circulante, según el panel de expertos.

La variación del endeudamiento en el periodo 2008-2009 es negativa. Habría pasado del casi medio millón a los 700.000 euros, cayendo el 27%, factor que evidencia las dificultades de acceso al crédito que estaría sufriendo el centro médico. Otro indicador que delata las posibles tensiones de tesorería es que las nóminas desde hace más de año y medio se están pagando el día 20 de cada mes, según ha confirmado CCOO a este medio digital.

Las dificultades de la clínica se verían agravadas además por las estrecheces que está sufriendo el sector. La sanidad privada no es ajena a la crisis y en conjunto muestra signos de debilidad desde el 2008. La rentabilidad económica total de Delfos en los últimos tres años estaría sensiblemente por debajo del sector. Por ejemplo, en 2009, este indicador ponderó una media del 2,91% mientras que Delfos registró el 2,5%.

Accionistas

Este panorama habría forzado a los máximos accionistas a solicitar el concurso de acreedores con la intención de reconducir la situación e intentar el rescate de la conocida clínica privada. El riesgo de impago sería elevado según el análisis de los expertos y la suspensión de pagos permitiría cierta protección ante los proveedores, a quienes se les debería el 85% del pasivo.

Hay algunas evidencias que permiten confiar en el futuro de la compañía. Delfos obtuvo un resultado operativo de 326.000 euros en 2009, dándole la vuelta a los 216.000 euros de pérdidas que arrojó en 2008.

Ahora los accionistas individuales de Delfos, Joaquin Martí Abizanda, Joaquin Martí Sirvent, Juan Oller Daurella, José Pallejà Pujol y José Vives Cunillera; y las empresas propietarias, entre ellas Mutua Universal y Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades, deberán iniciar un proceso de negociación con los acreedores y entregar el control de Delfos a los jueces. Esta fase no afectará al día a día de la firma según varias fuentes consultadas por Economía Digital.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad