La deuda de Bricoking, en concurso de acreedores, supera los 24 millones

stop

La compañía reconoció en el juzgado un listado de al menos medio centenar de acreedores; cerró 2015 en causa de disolución y con 4,3 millones en pérdidas

Tienda de Bricoking

A Coruña, 10 de diciembre de 2016 (06:00 CET)

La empresa gallega de bricolaje, Bricoking, está oficialmente en manos de la administración concursal desde este viernes. El Juzgado de lo Mercantil número 2 de A Coruña ha declarado el concurso voluntario de acreedores de la sociedad y encomendado a Dictum Abogados las facultades de administración y disposición sobre el patrimonio de la compañía.

La firma con sede en Bergondo llega a la suspensión de pagos con un pasivo de más de 24,3 millones, según la estimación inicial remitida por la empresa al juzgado. El activo, recoge el auto judicial, asciende a 32,2 millones. Cuando reconoció la solicitud de concurso, la empresa manifestó su intención de reflotar y sacar adelante el proyecto.

En causa de disolución

En su último ejercicio, Bricoking facturó 27,4 millones, lo que supuso una pauta positiva de crecimiento de un mercado lacerado por la caída de la construcción y del consumo durante la etapa de recesión. Pese a ello, registró 4,3 millones en pérdidas, que se sumaron a los números rojos de 4,2 millones del año anterior.

Al cerrar el año, Bricoking se encontraba en causa de disolución por un patrimonio neto muy deteriorado debido a las pérdidas, 12,3 millones. Esta cuantía era inferior a la mitad del capital social, por lo que la empresa estaba obligada a reducir capital.

Del mismo modo, el pasivo corriente era superior al activo en 9,8 millones. La empresa había iniciado un proceso de negociación con la banca para reestructurar su deuda, que ahora queda en nada por la entrada en concurso. 

Acreedores

En el auto dado a conocer este viernes por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, la juez atribuye a "su estado de insolvencia actual-inminente" el motivo para proceder a la declaración del concurso de acreedores.

Acompañando al documento judicial se adjunta una relación de acreedores "que supera los cincuenta" y un listado de 131 trabajadores. Tras la publicación de la resolución en el Boletín Oficial del Estado, dichos acreedores dispondrán de un mes de plazo a contar desde el día siguiente para poner en conocimiento de la administración concursal –Dictum Abogados– la existencia de sus créditos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad