La desinversión de Pemex en Repsol no afectará a Barreras

stop

Asegura que su compromiso con España se advierte en sus recientes inversiones en negocios del país

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Nuñez Feijóo, y el directivo de Pemex José Carrera | EFE

04 de junio de 2014 (17:34 CET)

Pemex ha atribuido la venta del 7,86% del capital de Repsol por algo más de 2.000 millones a la “baja rentabilidad de las acciones”, así como a sus “diferencias” con la actual directiva de la petrolera española. No obstante, el grupo mexicano ha indicado que esta desinversión no afecta a sus relaciones con España y a sus “recientes inversiones en negocios en el país” como es el caso del astillero vigués de Barreras, del cual posee un 51%.

En un comunicado, el gigante azteca asegura que la venta de su paquete en Repsol se debe, además de la “baja rentabilidad” de las acciones “obtenida por la actual administración frente a otras petroleras” a sus “diferencias con sus prácticas de gobierno corporativo y a que no se materializaron los beneficios mutuos que Pemex esperaba de la alianza industrial firmada hace más de dos años”.

No obstante, el grupo presidido por Emilio Lozoya subraya que esta decisión de mercado “no es un tema de la agenda bilateral en la relación México-España, la cual es profunda y amplia, y de la que el propio Pemex es un ejemplo con sus recientes inversiones de negocios en el país”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad