La debilidad de la patronal pone en riesgo la red Pexga, su principal fuente de ingresos

stop

El programa de internacionalización, que financia el Igape, debe renovarse a partir del 31 de diciembre; en la Confederación de Empresarios hay división de opiniones sobre su continuidad

Jorge Cebreiros, Antonio Fontenla, Jaime López y José Manuel Pérez Canal

en A Coruña, 14 de octubre de 2016 (06:53 CET)

Los constantes bandazos en el rumbo de la Confederación de Empresarios de Galicia en los últimos tres años han llevado a la patronal a un nuevo cruce de caminos en el que los cuatro líderes provinciales están llamados a trazar una hoja de ruta que asegure la viabilidad de la institución después de la dimisión del último presidente, Antonio Dieter Moure.

La consigna es aplicar un ajuste severo que reducirá notablemente el personal --hasta ocho despidos contemplaba el plan de viabilidad que dejó Dieter-- y que ha comenzado por el despido del eterno secretario de la CEG, Fausto Santamarina, junto a la salida del comité ejecutivo de Enrique Mallón, de la patronal del metal Asime, y de José María Seijas, de la Federación Galega de Comercio.

Los dos últimos presentaron su renuncia, si bien fuentes empresariales matizan que previamente se les invitó a marchar o se les dijo directamente que no se contaba con ellos para la toma de decisiones. Las versiones varían. Ambos habían sido nombrados por Dieter.

Renovación (o no) del Pexga

Una vez más, las turbulencias cogen a la patronal gallega con urgencias. Entre ellas, la de encarar la renovación del Pexga, la red de oficinas en el exterior para la internacionalización de empresas, el programa estrella de la institución acordado con la Xunta, que lo financia a través del Igape, durante el mandato de Antonio Fontenla.

El plan de viabilidad estimaba un presupuesto de 3 millones para el próximo año, de los que el Pexga aportaría 1,8 millones, más de la mitad. Sin embargo, hay dudas en la patronal sobre el futuro de la red exterior y la posibilidad de renovar el convenio con el Igape.

Disputas en torno a la red exterior

Fuentes empresariales explicaban a este medio que es un programa "judicializado". Por un lado, se ha abierto un contencioso administrativo contra el Gobierno gallego, que se niega a pagar unos 650.000 euros en facturas del programa por considerar que son gastos injustificados. Además, indican las mismas fuentes, hay otras demandas por impagos que recaen sobre el Pexga, sin ofrecer más detalles.

La operativa del programa, en la que la patronal costea su desarrollo para luego recibir la compensación del Igape de los gastos incurridos, había generado en los últimos años tensiones de tesorería, debido a la falta de liquidez de la institución.

División de opiniones

Son algunas de las razones por las que parte de los empresarios sopesan si es conveniente mantener la red exterior, que se suma a una posición no demasiado abierta por parte de la Xunta. Las evaluaciones que se hacían del programa no eran tan exhaustivas como para medir el impacto positivo en las empresas que lo utilizaban.

La sospecha era que la operativa podía mejorarse, lo que conllevó una reestructuración de toda la red exterior durante la etapa de Fernández Alvariño. Las oficinas pasaron a funcionar con subcontratas –antes los trabajadores eran empleados de la CEG--, se redujo el número de oficinas y se modificaron los destinos de referencia, además de incluír métodos de evaluación de la red más exhaustivos.

Pero cayó Alvariño. Y luego Dieter. Apareció el contencioso entre patronal y Xunta y un nuevo equipo directivo formado por los presidentes provinciales que tiene como prioridad salvar a la CEG de la quiebra. Un escenario complejo para asumir el desarrollo del programa. Este medio preguntó a la Xunta sobre su postura respecto a la red Pexga hace una semana, sin obtener a día de hoy respuesta.

Fuentes de la ejecutiva de la CEG explicaban a este medio que apuestan por la continuidad del Pexga, pues sin el servicio de internacionalización la actividad de la patronal se vería muy reducida. Otras fuentes de la ejecutiva se muestran más reacias, pues ven "muy poco futuro" para la red exterior.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad