La CRTVG asegura que está lejos de la situación de Canal 9

stop

Dice que su modelo de “línea de ajuste permanente” la aleja de la situación de la pública valenciana

17 de julio de 2012 (18:28 CET)

La compañía de Radio Televisión de Galicia (CRTVG) asegura que su “modelo de línea de ajuste permanente” emprendido en 2009 la aleja de la situación que vive el Canal 9 valenciano, con un ERE que prevé hasta 1.295 despidos.

Según informa el ente, este cerró el pasado ejercicio de 2011 “con superávit”. Según el balance de gestión de los medios públicos gallegos, la CRTVG cerró el pasado ejercicio con un superávit de 2,2 millones de euros, un resultado que “facilita afrontar el futuro sin medidas drásticas a la vista”.

En el Parlamento autonómico, el director xeral de la CRTVG, Alfonso Sánchez Izquierdo, habló de 0,4 millones de superávit al término de 2011. Según indica EP, si se suman a la tesorería las cantidades que determinadas firmas y entidades deben al ente, el resultado final se sitúa en los 2,2 millones de euros.

Endeudamiento bancario

La CRTVG, con una plantilla de algo menos de 1.000 efectivos entre fijos y temporales tras la Oferta Pública de Empleo (OPE) cerrada recientemente, tiene casi 2 millones de euros de endeudamiento bancario que no ha liquidado por los "elevados" costes de cancelación, aunque su previsión es que para 2013 dicho endeudamiento bancario sea "cero".

Con estas cifras y un coste por habitante que la sitúa entre las más baratas del Estado --36 euros--, desde la compañía se afronta el futuro con optimismo y se incide en que, lejos de procesos como el ERE al que se enfrenta el canal valenciano, se ha concluido "un proceso de consolidación", aunque admiten que éste ha sido "complicado".

Despidos en junio

De hecho, a finales de junio, en ente decidió prescindir de 93 trabajadores de su plantilla. Estos empleados no tenían plaza en la empresa y hacían labores interinas con contratos sujeros a la oferta pública de empleo.

Una vez cubiertas las nuevas plazas, 193, en el reciente proceso de oposiciones, la dirección comunicó el cese de los trabajadores que no tenían un puesto fijo.

A pesar de esto, la CRTVG sigue defendiendo sus buenos números. “No todas las televisiones son iguales”, insiste, mientras subraya que la "mejor" situación de los medios públicos gallegos en un contexto de dificultad "que nadie niega" responde "al proceso de fuerte ajuste" iniciado cuando el actual equipo gestor se puso al frente de la compañía hace tres años, una línea que "se mantuvo en el tiempo".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad