La crisis redujo el patrimonio de las sicavs de las grandes fortunas gallegas

stop

CAPITAL VARIABLE

Sandra Ortega, José María Castellano, Manuel Jove y Fernández Somoza | EFE

A Coruña, 01 de abril de 2015 (01:55 CET)

Tener una sicav es sinónimo de buena fortuna. Se trata de sociedades de inversión de capital variable y su principal atractivo está en la fiscalidad, ya que sólo tributan el 1%. A cierre del tercer trimestre del año pasado el número de sociedades de este tipo en España creció un 4,15%, con lo que el patrimonio global de estos vehículos creció en casi un 12%.

Las grandes fortunas de Galicia mueven en la actualidad cerca de 900 millones a través de estas sociedades de capital variable. Sin embargo, al inicio de la crisis, marcada para muchos en 2007, el uso de sicavs era mucho más habitual entre los grandes empresarios de la comunidad. No sólo había más sociedades de este tipo en circulación, sino que el capital que movían era mayor.

Nuevas fórmulas de inversión

La crisis y la búsqueda de nuevas fórmulas de inversión han sido las causantes de esta caída de las sicavs en Galicia en los últimos ocho años.

Uno de los mejores ejemplos se encuentra en la sicav que Sandra Ortega heredó de su madre, la fallecida Rosalía Mera: Soandres de Activos, una de las mayores de toda España. A cierre del segundo semestre de 2014 movía 402,5 millones de euros, frente a los 338,5 millones que manejaba en 2007. El patrimonio, por tanto, se incrementó en un 18,9% coincidiendo con los años de crisis.

Sin embargo, y aunque Soandres ha crecido, la realidad es que Rosalía Mera contaba con hasta dos sicavs más que se perdieron por el camino. La primera, Breixo Inversiones, que al comienzo de la crisis movía 178,6 millones de euros y que en 2009, la empresaria convirtió en una sociedad de inversión libre, desde la que puede invertir en fondos de capital riesgo. También contaba la fundadora de Inditex con Mateus INV, con algo más de 22 millones de euros. Durante el pasado año, también la propia Sandra Ortega liquidó su propia sicav, Quembre.

Amancio Ortega liquidó tres sicavs

Amancio Ortega también redujo que forma considerable su inversión en sicavs. A comienzos de la crisis contaba con Gramela de Inversiones, Keblar de Inversiones y Alazán de Inversiones. Su patrimonio era de 71,8 millones, 466,9 millones y 415,7 millones respectivamente. El hombre más rico de España liquidó las tres sicavs. En la actualidad y vinculada a él tan sólo se encuentra Dorneda de Inversiones, que mueve 7,2 millones frente a los 9,1 que poseía en 2007, según datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

El matrimonio formado por la sobrina de Amancio Ortega, Dolores Ortega, y su marido, Juan Carlos Cebrián posee dos sicavs. Silleiro de Inversión, con un patrimonio de 21,6 millones, frente a los 34 que movía en los albores de la crisis, y Viveiro de Inversiones, con un capital de 22,3 millones en 2014 y de 39,5 millones en 2007.

De Jove a Castellano

Las sicavs del presidente de Inveravante, Manuel Jove, Doniños de Inversiones y Bourdet de Inversiones sumaban un patrimonio a finales del pasado año de 44,6 millones, mientras que en 2007 este se elevaba sobre los 110 millones de euros.

El ex presidente del grupo de transporte Azkar, Luis Fernández Somoza, posee dos sicavs: Guntín de Inversiones y Currelos de Inversiones, la primera mueve 97,3 millones y la segunda 100,2 millones. No obstante, hace ocho años contaba con Ardizia de Inversiones, con un patrimonio de 252 millones de euros.

Carivega de Inversiones, de José María Castellano, quien fue vicepresidente de Inditex y presidente de Novagalicia y ONO, también menguó su patrimonio. En 2007 era de 9,9 millones. A finales del año pasado, de 5,9 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad