La crisis pesquera se maquilla al reducir el abandono de barcos 

stop

Las subastas de los buques vacíos y las falsas deserciones explican la bajada de las cifras 

Imagen del Puerto de Vigo

12 de abril de 2012 (20:48 CET)

Los buques abandonados se convirtieron en una auténtica pesadilla para muchos de los puertos gallegos en los últimos años. Después de un repunte de casos considerable durante 2010 y 2011 el temporal parece amainar. La mayoría de los profesionales del sector apuntan a que el número de abandonos decrece, aunque la crisis y el cese de actividad en el sector aumenta cada día más, parejo a la subida del gasóleo.

Los profesionales del sector aseguran que la situación es insostenible, si bien, los barcos sin dueño ya no se arraciman en los puertos. Hay quien apunta a que la subasta de las naves que pasan más de seis meses atracadas sin pagar las cuotas disuade a los dueños. Otros sostienen que muchos abandonos no eran más que parones temporales que servían para forzar un ERE.

Barcos sin dueño en A Coruña y Vigo

Durante 2011 la Autoridad Portuaria de A Coruña tan sólo procedió a la subasta en el mes de julio del buque alemán Seacat, que llevaba amarrado desde marzo. Desde el ente portuario aseguran que la época en el que los abandonos eran noticia un día sí y otro también ha pasado.

En estos momentos el puerto de Vigo también está libre de barcos abandonados. El pasado fin de semana se retiraron los dos últimos navíos subastados, el Brouchaga y el Errezegt.

“Es cierto que se están produciendo menos abandonos pero también es derivado de que muchos barcos ya ni salen por los precios de los combustibles y la falta de ayudas comunitarias”, comentan a este digital armadores del puerto de Marín, en Pontevedra.

El responsable de Mar en Galicia de Comisiones, Ramiro Otero, apunta como explicación al bajón en el número de abandonos a los ERE encubiertos. “Muchos empresarios deciden no abandonar el barco, sino hacer un parón de meses para forzar un expediente de regulación de empleo, algo que parece que nadie contempla y contra lo que no se está actuando desde la Administración”, explica. “Las cifras de expedientes de regulación del año 2011 en el sector pesquero son escandalosas en toda España”, añade.

Casos mediáticos


Por un motivo u otro, atrás quedan casos como el de los arrastreros rusos Sharanda, Chernoyarsky y Rustavi que quedaron fondeados, con tripulación a bordo, en el puerto de Marín en el año 2008. Los marineros no disponían de fondos para poder regresar a su tierra. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad