La crisis láctea pasa factura a DIA, que agrava su caída en Bolsa

stop

El grupo de distribución, en el epicentro del conflicto en Galicia, se deja más de un 7% de su cotización en menos de una semana tras anunciar también una reducción de capital

Los ganaderos bloquearon la salida de camiones de las instalaciones de Mercagalicia

en A Coruña, 15 de septiembre de 2015 (01:43 CET)

Del cinturón lácteo gallego al parqué madrileño. DIA, en el epicentro de las protestas de los ganaderos, no solo cosecha malos resultados entre los productores gallegos. La compañía de distribución anotó este lunes una nueva caída en su cotización, con un retroceso del 2,27%, hasta los 5,29 euros. DIA completa así una semana complicada también en cuanto a su valor en Bolsa: el descenso desde el pasado miércoles, cuando comenzaron a agravarse los problemas con los ganaderos y se anunció el boicot a sus centros de Santiago, se sitúa en un 7,19%, desde los 5,7 euros.

DIA se ha convertido en diana de los productores. Al anuncio de las pérdidas que le suponía el bloqueo de sus instalaciones en Santiago se sumó una escalada de decisiones que llegó a su cenit con la amenaza de un cierre patronal. Sus acciones en Bolsa se han resentido durante todo este proceso. El viernes, cuando más se estrechaba el cerco sobre la compañía en Galicia, se dejaba un 3,7% en el mercado.

Reducción de capital

Ante todo este escenario, y frente a las decisiones de otros competidores, como Mercadona y Vegalsa, que han anunciado subidas en el precio de compra del litro de leche, DIA todavía no ha movido ficha. Este año, la cotización de la compañía se ha situado en una horquilla máxima de 7,69 euros y un mínimo de 4,93 euros.

No todo es achacable al entorno en la cotización de DIA en Bolsa. En cierta medida, la situación en Galicia se une a las propias decisiones de la compañía, que no han sido bien acogidas por el mercado. Por ejemplo, el consejo del grupo de distribución comunicó la semana pasada a la autoridad bursátil  un acuerdo de reducción de su capital mediante amortización de acciones propias.

Retrocesos

Así, el grupo llevó a cabo la ejecución de la reducción de capital el pasado día 10, fijando la reducción en la cuantía de 2,8 millones de euros, mediante la amortización de 28,6 millones de acciones propias. En consecuencia, el capital social de DIA resultante queda fijado en 62,2 millones de euros, correspondiente a 622,4 millones de acciones de 0,10 euros de valor nominal cada una. La reducción de capital acordada equivale al 4,5%.

DIA logró un beneficio neto atribuido de 63,4 millones de euros durante el primer semestre de este año, lo que supone una reducción del 69% respecto al mismo periodo del año anterior, por la ausencia de extraordinarios, según la compañía. En España, la evolución de las ventas brutas bajo enseña ha sido positiva con un crecimiento del 12,6%, hasta los 2.834 millones de euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad