La crisis hace un 'roto' de diez millones en la sociedad de capital riesgo de la Xunta

stop

Sodiga logró en 2013 dejar en 7,7 millones los deterioros de su cartera gracias a que desinvirtió en cuatro empresas

Edificio del Igape al lado de Francisco Conde, conselleiro de Economía

A Coruña, 09 de diciembre de 2014 (21:21 CET)

Malos tiempos para el capital riesgo. Si algo ha demostrado la crisis es que afecta a grandes y pequeños por igual. Y el sector público gallego no iba a ser menos. La cartera de inversiones de Sodiga, la firma de capital riesgo de la Xunta, se deterioró en 9,9 millones de euros solo en 2013. La firma logró enjugar mínimamente estos quebrantos gracias a que desinvirtió en cuatro grupos, lo que generó ingresos para las arcas de Sodiga, y logró dejar el saldo de los deterioros de su cartera de participadas en 7,7 millones.

De acuerdo con el acta de la junta general de accionistas de Sodiga, celebrada en mayo de este año y a la que ha tenido acceso Economía Digital, las inversiones deterioradas se reparten entre participaciones directas, que arrojan un "roto" de algo más de cuatro millones de euros, y créditos concedidos a esas mismas empresas, con un deterioro adicional de 5,9 millones.

Empresas en crisis

Entre estas empresas destacan firmas envueltas en situaciones muy difíciles, como Infinita Renovables, con un préstamo de tres millones que Sodiga ha tenido que llevar en su totalidad a deterioros solo el año pasado. Otro tanto sucede con Isidro de la Cal Fresco, con otros 1,7 millones en créditos, y Prefabricados Tecnológicos del Hormigón (antes Inversiones Prethor), con un apunte de 1,6 millones correspondiente a la entrada de Sodiga en su capital, del que cuenta con un 3,04%.

Las operaciones realizadas por Sodiga en Frinova, la filial de Pescanova en concurso de acreedores que cuenta con una participación pública del 9,5%, se saldaron con unos deterioros solo en 2013 de 1,5 millones, entre participación y préstamo. Otras firmas en una situación muy diferente, como es el caso de Unvi Carroceros (Sodiga tiene un 24,25%) y Grupo Empresarial Copo (la Xunta controla un 7,46%) también generaron deterioros. En el caso del grupo ourensano fueron de apenas 507.000 euros, mientras que en la auxiliar del automóvil viguesa el quebranto fue de 1,5 millones, según el acta de la junta general de Sodiga.

La firma de capital público dependiente de Economía logró equilibrar ese "roto" de 9,9 millones gracias a cuatro operaciones de desinversión firmadas en 2013, que tuvieron su gran balón de oxígeno en la salida del capital de Monbús. La operación, según la misma fuente, generó un valor neto de enajenación de algo más de seis millones, frente a un valor en libros de 4,1 millones. Por tanto, generó un resultado de 1,9 millones. Plásticos Ferro, Euroespes y la firma pública Inversiones Estratégicas de Galicia completan el cuatro de desinversiones de Sodiga el año pasado. En total, la firma de capital riesgo público logró un resultado por esas desinversiones de 2,2 millones. Los administradores aprobaron unas pérdidas del ejercicio de 6,1 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad